La aprobación legislativa del proyecto de gestión integral de residuos sólidos urbanos, conocido como GIRSU, sirvió para dejar atrás el triste incidente de la tala de árboles en Yala, por las contradicciones observadas y porque también coincidía con uno de los proyectos más importantes del año que el Ejecutivo pretendía una rápida resolución.

Con esto se genera una nueva etapa en el tratamiento de los residuos en nuestra provincia, con el necesario compromiso de los municipios buscando cerrar una etapa preocupante para los habitantes de nuestra provincia, que padecen desde hace años la falta de una política adecuada en este tema, y con tristes resultados a la vista como la generación de basurales a cielo abierto que son un verdadero atentado no solo al medio ambiente, sino también a la salud de la población.

La intervención directa del Estado con el acompañamiento de los municipios para la gestión del tratamiento de los residuos domiciliarios, es una de las partes mas interesantes de esta ley que debe ser promulgada por el Ejecutivo Provincial, buscando un sistema que sea sustentable en el tiempo, con beneficios sociales y económicos para las partes intervinientes.

Una vez que esta ley entre en vigencia, será interesante observar como se hace frente a un inconveniente como son los pasivos ambientales, producto de la inconciencia comunitaria y el aporte de funcionarios que no estuvieron a la altura de la circunstancia, que debe revertirse en el corto plazo.

Genera a la vez que el Ministerio de Medio Ambiente tenga las herramientas necesarias para aplicarla de manera efectiva, pero también para que al momento de sentarse a dialogar con los municipios, puedan articular acciones conjuntas y no esfuerzos aislados que lo llevaron a este triste presente que ahora se trata de revertir.

No será fácil para los municipios tratar de acoplarse a esta nueva realidad. En nuestra ciudad, la semana arranca con medidas de fuerza que incluye, en el caso del SEOM el rechazo a la futura implementación de esta ley, demandando mayor transparencia en este tema. El silencio de muchos municipios hace suponer que esta cuestión puede generarle algunos inconvenientes internos.

La atención legislativa y de la sociedad en su conjunto tendrá su punto culminante cuando se trate esta semana, de acuerdo a lo que muchos legisladores suponen, el proyecto de ley de nocturnidad enviado por el Ejecutivo.

El rápido análisis de las comisiones y la intención de que sea tratado sobre tablas en la sesión de esta semana, genera preocupación en muchos diputados que no tendrán el tiempo suficiente para analizar un tema que tuvo un significativo fracaso no hace mucho tiempo, lo que generó dudas sobre la articulación legislativa ante una propuesta más que interesante para lograr que esta cuestión tenga la regulación necesaria.

Lamentablemente, la premura del procedimiento legislativo hace que un tema delicado como es el caso de la nocturnidad, corra el riesgo de un nuevo papelón político. Cimentado en las bases de los encuentros mantenidos con sectores sociales interesados en su implementación, el rápido tratamiento que se pretende tiene un justificativo importante. Con la fiesta de los estudiantes a la vuelta de la esquina, en donde la noche jujeña también tendrá su protagonismo excluyente, se pretende un acelerado tramite para dejar la puerta abierta a una inmediata promulgación del Ejecutivo, pero para eso este proyecto no debería tener modificaciones importantes, cuestión que se resolverá esta semana.

Lo cierto es que los dueños de locales nocturnos, poco permeables a los controles que siempre debieron estar, tendrán que pensar en inversiones importantes si su intención es la de permanecer en el negocio. Las cámaras de seguridad, el servicio de vigilancia privada, la permanencia de ambulancias en la zona, son algunas consideraciones que muchas veces ignoraron porque les convenía hacerlo. El escaso interés de cumplir determinadas normas, los lleva a esta situación en donde estarán obligados a respetarlas, sin más alternativas.

La presencia del Ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich, sirvió para dar un nuevo impulso a la provincia en la instrumentación de políticas viables, como es el ferrocarril y los trabajos que se realizan para potenciar el proyecto “Gran Jujuy”, en el tramo de la Ruta Provincial Nº 1 que une Palpalá con nuestra ciudad y de ahí la Ruta Nacional Nº 9 que lleva a Yala. No ahorró criticas a la anterior gestión por la falta de culminación de esta obra, anunciando a la vez que la misma estará finalizada a fin de año, superando los inconvenientes que pudieran surgir y poniendo en el centro de la escena el valor importante que tiene para este ministerio este tramo.

Pero también anuncio mejoras sustanciales en el aeropuerto de nuestra provincia, con una inversión de varios millones de pesos y que la instalaría en un lugar estratégico en la región por la modernización que se pretende hacer y porque ingresaría en un plano competitivo con otros aeropuertos, potenciando el turismo como herramienta principal.

Un anuncio que genera una particular expectativa en el ámbito local, sumado a ello las gestiones que se realizan para que Jujuy reciba vuelos internacionales desde Brasil, tema que se trabaja en los ministerios locales hace tiempo y que espera ver la luz en los próximos meses.

La coyuntura aprieta. Los gremios insisten en reunirse con funcionarios de Hacienda. La falta de resolución de pedidos se transforma en un cuello de botella que no logran destrabar. Por ahora las reuniones de los delegados gremiales anticipan que si no obtienen réplicas favorables a los pedidos ya reiterativos (paritarias, ingresar al sueldo de los estatales blanqueo de montos, etc.) el tema se puede agudizar y los reclamos pueden crecer, lo que llevaría a eventuales medidas de acción directa que terminaría perjudicando el andamiaje local, y eso no le haría bien al gobierno.

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario