No se sabe si el paco lo encontró a él o él al paco, porque fue en la esquina de su casa donde comenzó su calvario cuando apenas tenía 9 años. “Un amigo estaba en la esquina, sentí el olor y tuve la curiosidad de ver que se sentía fumar. Se fue, fui y agarre eso. Así empecé, me gustó y comencé a comprar”.

Hoy (a quienes viven lo que él vivió) "les diría que se acerquen a Dios primero, él me ayudó mucho a mi. Nunca es tarde, todo tiene solución”.

La historia de superación de Facundo es la prueba fehaciente de lo que se puede hacer cuando se conjugan voluntades para ayudar a quien quiere salir de esas prisiones a las que aceptamos entrar a cambio de placebos virtuales de felicidad. Él pudo.

visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario