En medio de una crisis sanitaria y económica producto del coronavirus, el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, repitió en redes sociales y a través de los medios, que el aislamiento social debe ser exclusivo para ancianos y enfermos.

Esta mañana, mientras se reportaban dos nuevos muertos por coronavirus en su país, el primer mandatario criticó que "las empresas no están produciendo nada", e instó a que el comercio debería reabrir y abogó por el aislamiento solamente para quienes pertenecen al "grupo de riesgo”.

Asimismo agregó que los efectos de las medidas de contención del Covid-19 en la economía pueden poner en peligro la "normalidad democrática".

También, en sus redes sociales, Bolsonaro señaló que "38 millones de autónomos ya han sido golpeados. Si las empresas no producen, no pagarán los salarios. Si la economía se derrumba, los servidores tampoco cobrarán. Debemos abrir el comercio y hacer todo lo posible para preservar la salud de los ancianos".

Las ultimas declaraciones del presidente brasileño generaron repudio tanto en la oposición como en distintas autoridades sanitarias que ven una panorama cada vez más complicado ante el aumento de casos y de muertes en Brasil.

En este sentido, el vecino país sufre las consecuencias políticas de las declaraciones de su presidente debido a que aliados o políticos cercanos a Bolsonaro comenzaron a intensificar las críticas al mandatario, en una situación que cada vez es más tensa.

Copyright  Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario