El Dakar de las lluvias, como podría denominarse esta versión 2017, sigue sumando problemas. En su regreso a la Argentina, un alud en la ruta 9 dejó a la caravana sin un camino directo y estipulado para el campamento de Salta, ubicado como siempre en el Centro de Convenciones. Por lo tanto, los competidores utilizarán a ruta 51 -ex ruta 40- por San Antonio de los Cobres para llegar por la noche al bivouac.

La confirmación llegó por parte del gobernador local, Juan Manuel Urtubey, que en su visita esta tarde al campamento despejó cualquier tipo de posibilidad para que la caravana no haga noche en la capital salteña.

Esta semana, varias etapas debieron ser interrumpidas y hasta canceladas por la lluvia: la organización evalúa cómo seguirá el rally, que terminará el sábado en Buenos Aires.

El derrumbe en el camino entre las ciudades quebradeñas jujeñas de Volcán y Tumbaya vuelve imposible tomar esa ruta para conectar hacia Salta, luego de un tramo de "especial" ya recortado de 420 kilómetros para motos, quads y autos, y tan sólo 174 para camiones. En tanto, desde la organización del evento, la única información oficial indicó: "Hay problemas en la ruta. Gendarmería evalúa caminos alternativos".

Vialidad nacional, que envió máquinas y operarios, avisó que necesitaría al menos 36 horas para despejar el camino.

En la planificación original, este miércoles se disputará la Super Belén con casi 1000 kilómetros hasta la ciudad riojana de Chilecito. Por estas horas, hay poco optimismo en que pueda llevarse a cabo tal como estaba presupuestada originalmente. La versión más dura del Dakar sudamericano vive jornadas de sufrimiento e incertidumbre por su futuro... la naturaleza manda.

La Nación.com.ar

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario