Insólito momento se vivió en el barrio San Salvador de la ciudad de Córdoba. Vecinos capturaron a un hombre caminando con una gran pileta de fibra de vidrio por el medio de la calle. Le sacaron una foto y se viralizó rápidamente.

Posteriormente se supo que esta persona había ingresado al jardín frontal de una casa, alzó la pileta y se escapó caminando. “No estaba enterrada sino apoyada”, explicaron los dueños del domicilio que sufrió el robo.

Además, explicaron que el delincuente “cruzó las rejas, sacó la pileta y los vecinos lo vieron cargándola”. “Le preguntaron por qué se la llevaba y dijo que se la habíamos regalado”, agregó.

Hasta el momento el hombre no fue identificado.

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario