Juan Pablo Savonitti comenzó una travesía agotadora, pero con un fin noble. Correrá 35 mil kilómetros y aprovechará para conocer nuestro país. El ultramaratonista argentino de 36 años unirá a pie las ciudades de Ushuaia, en Argentina, y Bahía de Prudoe, en Alaska. Busca recaudar fondos que luego se destinarán a la Federación Mundial de Sordos, apoyando la Lengua de Señas para favorecer la inclusión e integración.

Juan Pablo es hijo de una madre hipoacúsica, y un padre sordo. Su niñez transcurrió entre señas: “Para mí, lo normal fue crecer en un entorno en el que la lengua de señas sea lo cotidiano, no lo distinto. Esto, que para mí era cotidiano y me tocaba en lo personal, decidí sumarlo como una causa a la travesía” explicó.

Travesia.jpg

El viajero partió el primer día de 2019, a las 11, desde el Paseo de las Rosas. La primera meta fue llegar a Villa Marina, a 61 kilómetros de donde empezó. Circulando mayormente por la ruta 40 atravesará el país y llegará a San Salvador. En el camino utilizará el Paso de Jama para conectar Chile. Desde allí, el camino por Panamericana lo llevará por Perú, Ecuador, Colombia, Panamá, Costa Rica, Nicaragua, El Salvador, Honduras, Guatemala, México, Estados Unidos y Canadá. Espera llegar en dos años y medio.

"De chico jugaba al básquet, al vóley, hacia karate y, entre los 16 y 18 años, hasta hice atletismo. Mi disciplina era los 400 metros", contó. Hace 17 años que Savonitti vive en el exterior y ya recorrió el mundo como empleado en un crucero. En los últimos años se había asentado en Bulgaria hasta que en mayo de 2018 viajó a Buenos Aires. Será una aventura intensa y que tendrá varias desviaciones "para conocer lugares turísticos" que le atraen, como "el Machu Picchu, el Desierto de Atacama, el Parque Nacional Yellowstone y la Costa Californiana". Su marcha se puede observar en la página web, con el seguimiento en tiempo real por medio de un GPS que se actualiza cada dos minutos y medio.


“Voy a agarrar la ruta 3 en la Argentina, ir hacia la zona de Torres del Paine (en Chile), y pasando por ahí voy a entrar en la ruta 40 (nuevamente en el país nacional) para ir directamente hasta La Quiaca, en Jujuy. Desde allí circularé por la ruta Panamericana, directamente hasta Alaska.

Juan Pablo Savonitti.jpg
Juan Pablo Savonitti
Juan Pablo Savonitti

Según su cronograma prevé llegar por la ruta 9 a San Salvador el 19 de mayo, descansar hasta el 23 y seguir viaje el 24 a Volcán, pasar por Purmamarca, Tilcara, Humahuaca, Azul Pampa, Abra Pampa y Pumahuasi hasta llegar a La Quiaca el 31 de mayo. El 2 de junio retomará la ruta 5 hasta Cieneguillas, Timón Cruz, Orosmayo, y recorrer la ruta 40 hasta Olaróz Chico, donde prevé llegar el 8 junio. Días después y por la ruta 52, llegará al Paso de Jama para tomar la ruta 27 hasta la ciudad chilena de San Pedro de Atacama.

Por el territorio nacional lo acompañará Urbano Cardozo, un catamarqueño de 79 años, que ya estuvo por Jujuy en el 2015 cuando unió La Quiaca con Ushuaia. En el viaje llevará un carrito atado a la cintura con ropa, víveres, una carpa para dormir y equipamiento.

"Planeo recorrer cerca de 50 km por día. Lo ideal es empezar a la mañana temprano, hacer unos 20, 25 y después descansar, hacer una pausa, comer algo, tal vez dormir una siesta y luego seguir por otros 25 más", detalló Savonitti y agregó que "la clave es la paciencia".

"Soy consciente que puedo enfrentarme situaciones de riesgo", sostuvo. También sabe que por esta aventura se perderá acontecimientos familiares, cumpleaños, fiestas de fin de año. "Es parte del juego que decidí jugar", finalizó la charla antes.

visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario