Al respecto, Paúl Flores comentó: “en estos últimos tiempos se intentó dar en todas las especialidades un mejor servicio para llegar más cerca de la gente en diferentes lugares”, agregando luego: “al principio los cardiólogos del Soria y San Roque iban al centro de especialidades Norte y Sur”.

“Ahora tenemos un centro fijo que funciona en Independencia N° 41, con la idea de tener una mejor factibilidad de que la gente pueda llegar a hacer su consulta, transformándose en un centro de diagnóstico en el Ministerio de Salud”.

Sobre el Mal de Chagas, el médico señaló: “siempre fue un sueño crear un consultorio integral y lo intentamos en diferentes momentos. Hoy ya lo tenemos en este nuevo centro”.

“Tenemos mucho trabajo porque los niveles o centros de detección de la enfermedad están muy bien aceitados en la provincia, ya que el análisis se hace a través del carnet sanitario, salud escolar, madres embarazadas, los niños al nacer o sea varias entidades que piden una serología para chagas”.

chagas.jpg

En ese sentido, Flores dijo: “la detección está muy bien aceitada en Jujuy y en gran parte del país, y por ley, se deben hacer, van a permanecer en el tiempo”. Por último, afirmó: “el 10 % de la población jujeña tiene serología positiva para chagas. En los consultorios diarios, vemos un gran número de pacientes que requieren del tratamiento.

¿Qué es el chagas?

Es una enfermedad olvidada causada por el parásito Trypanosoma cruzi; afecta a entre 6 y 8 millones de personas y es endémica en 21 países de Latinoamérica, donde unos 70 millones de personas viven en áreas de riesgo.

En los últimos 30 años se ha avanzado mucho gracias al control vectorial en los países endémicos, existe una gran brecha en la disponibilidad y acceso al diagnóstico y tratamiento; se cree que más de 95% de los infectados desconocen su estado y por supuesto tampoco han recibido tratamiento.

foto-graph-mal-de-chagas.jpg

¿Cómo se transmite?

El mal de Chagas es una enfermedad asociada a la extrema pobreza. El vector que transmite la enfermedad, es un insecto conocido como triatomino, o llamado popularmente vinchuca, chinche picuda o barbeiro según la zona geográfica. Este insecto vive en las grietas de paredes y techos de las viviendas construidas con ladrillos de adobe, ramas o paja, es decir las viviendas más precarias

En los países endémicos, la vía de transmisión clásica es la vectorial: el parásito pasa a la persona a través de las heces del insecto depositadas en la piel o en la mucosa. Existen otras vías de transmisión no vectoriales, como la transmisión de madre a hijo durante el embarazo, las transfusiones de sangre, el trasplante de órganos y la ingesta de alimentos contaminados. No se transmite por contacto directo con personas infectadas.

¿Qué síntomas tiene?

La enfermedad evoluciona en dos fases –la aguda y la crónica– y cada una de ellas tiene características clínicas y criterios diagnósticos y terapéuticos diferentes. Generalmente, en la fase aguda, la enfermedad es asintomática.

Sin embargo, cerca del 30% de los infectados desarrolla problemas crónicos cardíacos que acortan la esperanza de vida una media de 10 años y pueden causar la muerte. Más del 80% de los fallecimientos causados por el Chagas se relacionan con complicaciones cardíacas, tales como el fallo cardíaco, las arritmias y los tromboembolismos.

¿Cómo se diagnostica?

En la fase aguda, en los primeros 30 a 90 días de la infección, se caracteriza por la elevada presencia de parásitos en la sangre y por tanto puede diagnosticarse con métodos parasitológicos directos (que permiten visualizar directamente el parásito).

En la fase crónica, la Organización Mundial de la Salud recomienda el diagnóstico mediante dos pruebas convencionales de laboratorio y un tercer análisis en caso de discordancia. Esto implica contar con un laboratorio preparado y personal capacitado.

mal-de-chagas.jpg

¿Cómo se trata?

Solo existen dos medicamentos específicos para tratar el Chagas: el benznidazol y el nifurtimox, desarrollados hace más de 40 años. La tasa de curación es de casi el 100% en la fase aguda, pero se va reduciendo a medida que pasa el tiempo entre la infección y el inicio del tratamiento.

Aún así, los estudios han demostrado que es posible tratar con buenos resultados a pacientes en las primeras etapas de la fase crónica incluso cuando el corazón o el aparato digestivo están levemente afectados.

visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario