En el marco de la causa Pibes Villeros que investiga el faltante de dinero destinado a la construcción de viviendas sociales por parte de la Organización Tupac Amaru, esta semana declaró el intendente Raúl Jorge, uno de los imputados.

El jefe comunal estuvo frente al tribunal por más de dos horas y se refirió al control de las obras correspondientes a la organización liderada por Milagro Sala.

Entre sus principales dichos, aseguró que "en Jujuy había un estado de barbarie con constante presión y violencia hacia el intendente y sus funcionarios".

Además, subrayó que era imposible controlar las obras porque toda persona externa a la Tupac Amaru tenía prohibido el ingreso al "Cantri".

Con respecto a los cheques firmados, subrayó que se debía a supuestas amenazas constantes por parte de las cooperativas.

visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario