Al respecto, Natasha Hinsk una de las responsables de la institución que trabaja hace 15 años en el país, comentó que “ahora estamos con la concientización en la reducción de pérdidas y desperdicios porque en el país se pierden 16 millones de toneladas de alimentos”.

“Ahí estamos nosotros, para que esto no ocurra”, agregando luego: “entendemos que el tema del hambre es un tema de distribución, de gestión. Hay que poder llegar a esos lugares para luego entregárselos a las personas que los necesitan”.

Hinsk recordó que “los bancos de alimentos son organizaciones sin fines de lucro que se dedicar a reducir el hambre mediante el rescate de alimentos que por algún motivo perdieron el valor comercial”.

En ese sentido, aclaró que “tiene que ver con errores en la producción, fechas de vencimientos y productos muy maduros. Nosotros trabajamos con la industria y con los productores, además de los mercados para que nos donen esos alimentos para luego entregarlos a organizaciones que dan de comer a personas que están en condición de vulnerabilidad”.

Balance positivo

Hinsk señaló que “el año pasado llegamos a distribuir 12 millones y medio de kilos de alimentos, a través de 2700 organizaciones sociales, llegando a 380.000 personas beneficiadas mes a mes”.

“Hoy la demanda creció, pero nuestro trabajo es el rescate. En todas las provincias hay mucha hambre y en Jujuy, se asiste a 55 comedores, llegando a unas 5 mil personas, así que convocamos a todos para que se sumen al trabajo porque es necesario que todos participen para que esto sea un éxito”, concluyó.

visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario