El 17 de marzo fue el último día del año con celebraciones religiosas fuera de la pandemia en la provincia, al día siguiente cancelaron las misas y aquellas aglomeraciones de personas que se producían en templos e iglesias para evitar la propagación del virus. Si bien en medio de los días que Jujuy estuvo libre de circulación viral se autorizaron algunas celebraciones, estas fueron canceladas nuevamente cuando se conoció el brote de contagios en el mes de junio. Hace algunas semanas volvieron a autorizar las misas pero los domingos mantenían los templos cerrados por las restricciones del COE provincial. Este fin de semana los feligreses obtuvieron una nueva flexibilización.

En septiembre permitieron que los templos católicos vuelvan a abrir sus puertas para la celebración de misas. Según explicaron en su momento, esta habilitación se da cumpliendo un estricto protocolo que entre las limitaciones prevé la ocupación del templo al 30% de su capacidad. Cuando esta flexibilización se dispuso no estaba habilitado el tránsito de personas los días domingo, por esta razón desde el Obispado aseguraron que mantendrían las iglesias cerradas durante ese día dado que las personas –excepto las esenciales- no tienen el permiso para circular.

El Obispo de Jujuy, César Daniel Fernández, confirmó a TodoJujuy.com que dada la autorización de circulación durante los domingos, las iglesias abrirán para la celebración de misas. En este sentido aclaró que se prevé la concurrencia de fieles a los templos de cercanía para evitar grandes desplazamientos que favorezcan el contagio y aclaró que no están permitidas las peregrinaciones a Río Blanco.

Misa en Río Blanco con Fernández (1).jpg
Este domingo habilitan las misas presenciales pero no autorizan las peregrinaciones a Río Blanco

Este domingo habilitan las misas presenciales pero no autorizan las peregrinaciones a Río Blanco

Cuestiones generales del Obispado:

  • Dado que la vuelta a los templos para las celebraciones se dará dentro de estrictas medidas de seguridad y de acuerdo a las recomendaciones que se detallan a continuación, se seguirá fomentando las distintas iniciativas que favorecen la oración y celebración en cada casaa partir de la lectura de la Palabra de Dios y también mantener la transmisión de las celebraciones litúrgicas a través de los medios de comunicación, para los que no puedan concurrir a los templos.
  • Las celebraciones litúrgicas se podrán realizar de lunes a sábado de acuerdo al permiso de circulación para documentos pares e impares que rige en nuestra Provincia. Domingos circulan pares e impares.
  • A las personas mayores o a quienes tengan alguna enfermedad, que las hace parte de grupos de riesgo, se les recomendará no participar de las celebraciones comunitarias. Los niños si participan de celebraciones deben hacerlo con sus padres.
  • Se guardará la capacidad máxima de fieles que pueden asistir a los templos para las celebraciones, de acuerdo a lo que la normativa local permite, o sea, un tercio de ocupación. Cada comunidad buscará el modo de hacer efectiva esta medida (por ej. quitando la mitad de los bancos, estableciendo la ubicación de los fieles banco de por medio, etc.). Donde haya posibilidad de celebrar en espacios abiertos, debe preferirse este modo con distancia mínima de 2 metros de distancia de cada fiel.
  • Los asistentes respetarán la distancia de seguridad, para lo cual se marcarán las zonas en que la que pueden sentarse o se establecerá el número de personas máximo que pueden estar en un mismo banco. Se exceptuaría de esta medida a las familias que comparten la vida cotidiana en un mismo hogar.
  • Del punto anterior se desprende la necesidad de establecer una mayor oferta de Misasen aquellos lugares que la demanda así lo requiera. Asimismo, se buscarán los mecanismos adecuados para organizar los cupos para la participación en las celebraciones.
  • Antes y después de cada Misa, se tendrán los cuidados en torno a la limpieza y a la desinfección del lugar, especialmente los bancos y otros elementos que las personas puedan tocar.
  • Los fieles deberán concurrir con tapabocamientras se mantenga esta medida para el resto de los espacios públicos. Se alentará a que, si fuera posible, cada uno pueda llevar consigo alcohol en gel o algún producto similar para su propia limpieza y desinfección.
  • Se mantendrán vacías las pilas de agua bendita.
  • En los templos en los que hay una tradición de venerar las imágenes religiosas besándolas o tocándolas, se buscará el modo de que, respetando estas expresiones de piedad popular, se evite este contacto.
  • En la medida que sea posible, se mantendrán abiertas las puertas de entrada y salidade las iglesias para evitar tocar los picaportes. Si esto no pudiera hacerse, se buscará la mejor manera para impedir ese contacto (por ejemplo: con un ayudante que a modo de ostiario reciba a los fieles en la puerta). En ese sentido se organizará un equipo de colaboradores para que además de esta tarea también supervise la distribución de los fieles en los bancos, los distintos desplazamientos y el respeto de la distancia de seguridad. Se aconsejará a los fieles que no lleguen todos juntos a último momento para lograr que la recepción sea en forma gradual y organizada en vistas a no generar aglomeración en los accesos.
  • Sin descuidar la correcta realización de los ritos previstos para la celebración, se recomendará a los sacerdotes tener cuidado en cuanto a la duración de la Misa, ajustándose a lo indicado en el protocolo del COE, para lo cual las homilías serían breves.
  • No se pasará la colecta como se hace de costumbre, sino que la ofrenda de dinero será entregada por los fieles al final de la celebración en los recipientes destinados para tal fin a la salida del templo.
  • Haciendo uso del carácter facultativo que tiene el rito de la paz, no se realizará durante este período.

Copyright  Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario