Tiene 30 años y una bala quebró su tibia y peroné. En el hospital público de Venezuela la orden era cortarle la pierna, no había alternativa. Además a quienes llegan heridos de las protestas hay orden de no atenderlos.

Esa noche se escapó del hospital perseguido por el temor de perder su pierna e impulsado por un desenfrenado deseo de dejar de vivir injusticias huyó también del país. Recorrió seis países en dos años hasta llegar a la Argentina y a Jujuy.

Malherido se quedó en la Catedral con un cartel que decía “Ayudeme, gracias” conseguía comida pero no asistencia. Un día se cruzó con Carlos Aguado, un jujeño solidario que se acercó conoció su historia y lo ayudó.

Ahora está internado en el Hospital Pablo Soria y en un tratamiento para recuperarse. Pasa que Maique no solo está herido, también está desnutrido y eso hace su recuperación más lenta.

Venezolano Maique.jpg

La increíble historia de Maique

No deja de sonreír y agradecer. “No sé cómo agradecerle, cuando salga y pueda trabajar pintaré su casa, pondré cerámicos y haré lo que sea necesito para agradecerle. Es un ángel de dios” cuenta con una sincera felicidad sobre su relación con Carlos.

Maique tiene un futuro en Jujuy, cuando salga será albergado por una comunidad cristiana. En los otros países dormía en la calle.

Carlos que lo ayudó desde que lo conoció relató “cuando lo vi no me da el corazón para dejarlo y darle la espalda”.

Este ser solidario ahora no está solo, le colabora un grupo de personas que incluso le cocina porque está desnutrido y necesita fortalecerse para recuperarse más rápido.

A todos los que quieran ayudar, en estos momentos si bien está contenido, todo lo que pueda sumarse para el aseo personal y sobre todo comida para recuperar su salud y alimentación le vendría bien.

“Estoy muy agradecido de los argentinos y de la gente de Jujuy, me abrieron las puertas y no duermo en la calle” concluyó Maique.

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario