En enero Keily Villegas partió de su Venezuela natal junto a su familia. Luego de 60 días caminando, llegaron a Jujuy. Estuvieron varados en la terminal hasta que, gracias a la ayuda de muchos jujeños, lograron regularizar su situación migratoria y conseguir una casa en Palpalá. Si bien su marido acaba de conseguir trabajo, Keily necesita de la solidaridad de todos. No tienen heladera ni ropa de abrigo o frazadas.

“Estoy agradecida con todas las personas que nos han dado una mano. Gracias a Dios nos ayudaron con el alquiler de la casa pero hoy necesitamos algo donde tener a los niños”, relata. Sus hijos, de 2, 3 y 4 años, no pueden ir a la escuela porque no tienen recursos para comprarles ropa o zapatillas.

Keily y su familia están muy agradecidos pero todavía necesitan de la ayuda de los jujeños. Una heladera, cualquier mueble como sillas o mesas y, sobre todo, ropa de abrigo y frazadas, son urgentes para esta familia que quiere quedarse en la provincia.

Para colaborar comunicarse al número 3884688397 o en la calle Malvones Casa 1168, Alto Palpalá.

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario

Encuesta

Se viene el 23 de agosto, ¿vas a participar de la Marcha Evocativa?

No se
Si
No
ver resultados