Historias. 

Una hermosa amistad que surgió en el pasillo del hospital

Santi y Lucas forjaron una gran amistad dentro del hospital, ambos tenían leucemia y eran fanáticos del Capitán América. El año pasado, uno de ellos falleció.

"Tanto ir al hospital terminaron cruzando caminos y corazones. Compartieron mucho más que un traje de superhéroe, compartieron una super amistad, como esas que nacen en los lugares menos pensados y que perduran en el corazón", comienza el relato de Ivonne Rivera, una voluntaria que acompañó a dos pequeños que forjaron una gran amistad que lamentablemente también estuvo acompañada por la leucemia.

Santiago tiene 11 años y Lucas tendría siete, pero en octubre del año pasado esta dura enfermedad que es la leucemia, se lo llevó al cielo. Estuvo mucho tiempo llevando bien el tratamiento pero en mayo tuvo una recaída y la enfermedad volvió a atacar, "su cuerpo dijo basta, Luquitas era un ser de luz porque realmente cuando te abrazaba hacía que el día brillará más. Tenía ese poder y encanto que tienen ciertas personas en este mundo y él era uno de esos niños. Siempre estaba con una sonrisa en su carita, siempre muy amoroso, dispuesto a dar amor y alegría a quien veía. Decidió que era momento de volver a ese coro de ángeles y lo hizo", mencionó la voluntaria en diálogo con TodoJujuy.com.

Con respecto a su amigo Santiago contó que es es oriundo de Libertador General San Martín y hace pocos días le informaron a su mamá que ya no tiene que tomar nada, solo hacerse controles y está mucho mejor. "Se puede decir que está libre de esta enfermedad que es la leucemia", dijo.

Sobre cómo surgió esta amistad indicó que "ellos se conocieron en los controles, de estar en los hospitales y ambos tenían en común que eran fanáticos del mismo superhéroe, el capitán américa. A veces los chicos cuando van al hospital usan sus disfraces y máscaras quizás para ocultar la enfermedad, o quizás para que la enfermedad no los encuentre. Cualquiera sea el motivo, en este caso, había un gusto y una conciencia que era esa, un superhéroe. Eso los convirtió en los super amigos que fueron. Santi se enteró que ya no estaba Luquitas, sabe que está en el cielo y que desde ahí lo cuida", finalizó la voluntaria de la ONG Tinkunacama.

Cabe destacar que Tinkunacama realiza en Jujuy la importante labor de ayudar a niños que tienen cáncer y a sus familias. Se puede colaborar con ellos al número: 3884717299.

Copyright © TodoJujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.
En esta nota:
Comentarios: