Invasión rusa.. 

Kiev padece bajo los bombarderos y aguarda el asalto final

El toque de queda continúa hoy, mientras los soldados montan barricadas en los accesos de Kiev. La situación causada por la guerra es peor en Mariupol y Jerson.

Kiev parece un pueblo fantasma. Solo los ruidos de las explosiones y el sonido de las sirenas antiaéreas perforan el silencio en la capital de Ucrania, que ya ha sido cercada por las tropas rusas.

A la espera del asalto que vendrá desde el noroeste y el este, las autoridades municipales decretaron el toque de queda y montaron barricadas improvisadas en los accesos viales. Así, con los negocios cerrados, los habitantes confinados y los bombarderos desolándola, la capital de Ucrania se prepara para soportar la ofensiva terrestre o caer bajo el control del Kremlin.

Hoy, justo un mes después del inicio de la guerra, los ataques aéros rusos se concentraron sobre los barrios residenciales de Sviatoshynskyi y Shevchenkivskyi, donde un dron mató a una persona y los bombarderos hirieron a otras cuatro, según informaron AFP y Europa Press y recogió Télam. Un instituto científico, un centro comercial, algunos edificios de empresas privadas y varios rascacielos recibieron impactos. Mientras tanto, el alcalde de Kiev, Vitali Klitschko, les ordenó a sus conciudadanos que se queden en sus casas y bajen a los refugios en cuanto las sirenas empiecen a sonar.

Asedios sobre Mariupol y Jerson

La situación es peor desde hace semanas en Mariupol, en el sureste de Ucrania, donde unas 350.000 personas están atrapadas sin agua ni electricidad. Desde hace días hay corredores humanitarios para intentar evacuar a la población sitiada, mientras el estado de las cosas es cada vez más desesperante: la localidad fue descripta por Human Rights Watch como "un infierno helado lleno de cadáveres y edificios destruidos". La ciudad es una plaza clave porque le serviría a Rusia de puente entre las fuerzas en Crimea y los territorios controlados por Moscú en el norte y este.

De acuerdo con el Gobierno de Ucrania, el panorama de guerra también es crítico en Jerson, al sur del país y ocupada por soldados rusos, donde cerca de 300.000 personas están por quedarse sin comida y medicamentos. "La situación humanitaria se está deteriorando rápidamente. Los recién nacidos, que carecen de productos de nutrición e higiene infantil, y los pacientes graves constituyen la población de especial riesgo", señaló en un comunicado el Ministerio de Relaciones Exteriores ucraniano.

622b5bd79cb94_900(1).jpg
Barricadas. Las tropas ucranianas se aprestan a un posible asalto ruso en Kiev.

Barricadas. Las tropas ucranianas se aprestan a un posible asalto ruso en Kiev.

Naciones Unidas informó que tiene ya confirmada la muerte de 953 civiles desde el inicio de la guerra, 78 de ellos niños, si bien la cifra real sería considerablemente mayor por el retraso en la verificación y por la falta de datos de zonas clave como Mariupol.

Copyright © TodoJujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.
En esta nota:
Comentarios: