El certamen de belleza Miss Mundo en silla de ruedas está rompiendo los estereotipos

Uno supondría que los concursos de belleza están llenos de perfección y superficialidad pero no todos los certámenes son iguales. Hace un par de días en Varsovia, Polonia se llevó a cabo una insólita competición en la que 24 mujeres de 19 países aspiraron al primer título de Miss Wheelchair World (Miss mundo en silla de ruedas).

Miss Mundo en Silla de ruedas no es una competencia de belleza sino que se trata de un trabajo en equipo de chicas unidas con un único propósito: cambiar el mundo y luchar por la igualdad de oportunidades. Algunas de las chicas nacieron con problemas en la columna o cadera que les impidieron caminar desde pequeñas y otras tuvieron algún tipo de accidente o enfermedad, pero todas han salido adelante a pesar de los obstáculos.
A pesar de los obstáculos a los que se enfrentan constantemente algunas de ellas participan activamente en el mundo del modelaje y el deporte. Las chicas demostraron su talento y belleza en trajes típicos de su país natal y contestaron las preguntas de los jueces como en cualquier otro concurso de belleza. Sus rutinas de baile, sus sonrisas y sus ganas de vivir generaron en el público un cúmulo de emociones positivas.

Aunque al final Alexandra Chichikova originaria de Bielorrusia, se llevó la corona y la sudafricana Lebohang Monyatsi y la polaca Adrianna Zawadzinska fueron elegidas primera y segunda princesa respectivamente, mientras que la futbolista y modelo francesa Nadjet Meskine fue elegida Miss Sonrisa.
Por primera vez tuvieron la oportunidad de mostrarle al mundo quiénes son, y que los límites solo están en la mente, no en una silla de ruedas. Lo más increíble es que el resultado pasó a segundo término y lo importante era que todas las chicas participantes se sintieran parte de algo y que se sintieran ganadoras solo por haberse presentado.
Copyright © TodoJujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.
Comentarios: