Este particular recorrido, vigente desde el año 2015 y con un éxito sin precedentes, tiene la particularidad de que los visitantes son introducidos en jaulas en donde pueden observar cómo viven tigres, leones y osos en completa libertad.

Los animales se abalanzan hacia estas jaulas con el objeto de comer carne de otros animales, no precisamente la de los visitantes; pero lo hacen con tanta fuerza que la sensación de pánico es inmediata para los ocasionales turistas (aunque hay que recordar que pagan para esta experiencia).

Este es uno de los pocos zoo que cuenta con estas visitas. Los turistas pueden alimentar a los felinos a través de una abertura recubierta para que los animales no dañen a quienes estén dentro de las jaulas. Según los responsables de este emprendimiento, la idea es sentir la experiencia de estar atrapado y ser atacados por felinos gigantes, aunque se evita todo tipo de peligro.

Obviamente que es una experiencia que no es para cualquiera, solo para aquellos que gustan de las sensaciones más extremas; y en este zoo de China se la ofrecen a los más decididos.

Fuente:Daily Mail

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario