Una masacre tuvo lugar en Panamá. Una secta religiosa llamada “La Nueva Luz de Dios” tenía secuestradas a 15 personas y ya había matado a otras siete después de torturarlas para que vomitaran al demonio. Como consecuencia 10 personas fueron detenidas.

Entre las víctimas fatales se encuentra una mujer embarazada y sus 5 hijos que tenían entre 1 y 11 años, también había una joven de 17 años. Sus cuerpos fueron enterrados en una fosa común.

La policía panameña desbarató la banda y detuvo a 10 personas, entre los que se encuentran el padre de la mujer asesinada y abuelo de los niños.

Tres hermanos lograron escapar del lugar el sábado, llegaron a un hospital donde fueron atendidos y denunciaron a la secta, por lo que la Policía pudo llegar hasta una remota área indígena donde se estaban dando los aberrantes exorcismos.

Según relataron, las personas eran desnudadas, atadas de pies y manos, el pastor se paraba con la biblia y les pedía que vomitaran al demonio. Les pegaba con la biblia y los cortaban con machetes.

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario