Las autoridades de Curazao examinan cómo responder a un crucero con 300 personas a bordo que se dirige a esta isla caribeña holandesa después de haber sido puesto en cuarentena en la cercana Santa Lucía por un caso confirmado de sarampión.

El barco partió de Santa Lucía a última hora del jueves después de pasar dos días en cuarentena. Las autoridades dijeron que el médico del buque solicitó 100 vacunas después de que se le diagnosticara sarampión a una mujer de la tripulación. No estaba claro de momento si el crucero permanece en Santa Lucía y no hubo tampoco respuesta oficial de los funcionarios de salud.

El barco Freewinds es propiedad de la Iglesia de la Cienciología. Los funcionarios de la Iglesia tampoco hicieron comentarios respecto de la situación.

Se prevé que el barco llegue el sábado por la mañana a Curazao, donde suele estar atracado. La nave funciona como lugar de retiro religioso, según el sitio web de la iglesia.

Algunos de los síntomas del sarampión son flujo nasal, fiebre y una erupción cutánea con manchas rojas. La mayoría de las personas se recuperan, pero el sarampión también puede llegar a causar neumonía, inflamación cerebral y, en algunos casos, la muerte.

En lo que va del año, más de 700 personas se enfermaron de sarampión en 22 estados de Estados Unidos, el número más alto en los últimos 25 años. Las autoridades federales dicen que el resurgimiento es provocado por la desinformación en relación con las vacunas.

En Nueva York, la situación es crítica en varias comunidades judías ortodoxas y en un condado prohibieron que los chicos sin vacunar vayan a lugares públicos.

FUENTE: Clarin

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario