Ocurrió en Quequétaro, México. El torero Luis David Adame tuvo un doloroso episodio cuando el animal pasaba por su lado, lo enganchó en la entrepierna y lo hizo volar por los aires.

El diestro corrió un riesgo mayor al intentar un pase de pecho, que en principio parecía exitoso, pero un movimiento del toro acabó de la peor forma para el hidrocálido.

Rápidamente, Adame se incorporó y, aunque con visibles muestras de dolor y ayuda de sus compañeros, logró salir de la arena de la Plaza de Santa María.

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario