El presidente Mauricio Macri se encuentra en Salta por la celebración del Señor y la Virgen del Milagro. Sin embargo, su visita no fue bien recibida por algunos sacerdotes a quienes les incomodó y la consideraron una “provocación”.

"Junto con otros miembros del clero manifiesto mi oposición a tan inoportuna visita. En estas circunstancias, su presencia será una provocación", dijo el presbítero Raúl Méndez a la prensa. Y agregó que, en ese caso, habrá una "lógica reacción".

Ante el rechazo público, el arzobispo de Salta, Mario Cargnello, aclaró que le envió al Presidente una invitación formal que reza: "Su presencia nos honraría, por eso me atrevo a invitarlo".

“Permítame hacer propicia la oportunidad para saludarlo y renovarle mis expresiones de confianza en usted y en su gestión y mi compromiso de rezar por su servicio desinteresado al bien común de todos los argentinos”, continúa la misiva del jefe religioso.

Más allá de las celebraciones que se desarrollan en la provincia, también se supo que el gobernador de la provincia, Juan Manuel Urtubey, no se reunirá con el presidente.

Según se supo, el mandatario quiere evitar que el evento se politice en el marco de las próximas elecciones de octubre. "Tiene un volumen y una tradición que nos excede a todos. No modifica en nada quiénes vamos", dijo.

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario