El ministro del Interior Rogelio Frigerio expuso ante el Senado en la última sesión de comisión de Presupuesto antes del tratamiento en el recinto del proyecto de ingresos y gastos. El funcionario defendió la eliminación del Fondo Sojero, se cruzó con un senador que acusó a la Casa Rosada de "apretar" gobernadores y dijo que el ajuste fiscal requerirá "esfuerzo" del Estado y del sector privado.

Con el acompañamiento de buena parte del Bloque Justicialista, Cambiemos llegará a la votación en la Cámara baja con el camino más allanado para conseguir la aprobación del Presupuesto 2019. Para eso, la Casa Rosada negoció con el peronismo algunos cambios en el impuesto a los Bienes Personales, que desde el año que viene tendrá algunos cambios por los que el Estado recaudará más.

En ese acuerdo se incluye la eliminación de los inmuebles que sean vivienda única como objetos de ese gravamen. Falta definir el monto final a partir del cual se excluyen a esas propiedades, aunque la propuesta original del justicialismo era partir de los $18 millones, cerca de u$s500 000 al precio actual.

Si bien en un principio se especuló con que el valor a partir del cual las propiedades pasarían a pagar sería de $12 millones, durante el debate Miguel Pichetto aseguró que no aceptará ese cambio.

En la comisión, que firmó esta tarde el dictamen de mayoría para que el proyecto de Presupuesto sea tratado el miércoles 14 en el recinto, Frigerio destacó el diálogo y el nivel de acuerdo alcanzado entre la Casa Rosada y los gobernadores. "Tenemos acuerdo con el 80% de los gobernadores", destacó.

Y defendió la derogación del Fondo Sojero: "Durante largas jornadas trabajamos con los ministros de Hacienda de las provincias planteando que hubiera una compensación puntual frente a cada detracción planteada en este Presupuesto”.

En ese sentido, el ministro del Interior reconoció que el proyecto será "exigente" para el sector público y el privado. "El proyecto plantea el equilibrio de las cuentas públicas, que los ingresos alcancen a cubrir el gasto primario, algo que hace muchos años no ocurría y eso implica un esfuerzo por parte del Estado y también del sector privado".

Información y privacidad de Twitter Ads

En pleno debate, el senador justicialista José Mayans acusó a Frigerio de haber dado "instrucciones" a los jefes de bancada para que llamen a sesión especial el miércoles que viene, "para que no se pueda tratar el tema del Fondo Sojero, es una vergüenza", lanzó el formoseño y denunció además que hubo "aprietes" a gobernadores.

Pichetto, jefe del Bloque Justicialista, tomó la palabra inmediatamente: "No lo puedo dejar pasar. A mí nadie me dio ninguna instrucción. Llamar a sesión especial es una idea del oficialismo".

A propósito de esto, Frigerio reiteró los argumentos con los que previamente había defendido la decisión de eliminar el Fondo Sojero y agregó: "Me preocupan las acusaciones de amenazas sin puntualizar quién las recibió. Eso no pasó. La relación con los gobernadores no es así".

visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario