La muerte de una perrita conmueve al pueblo de Güemes, Salta. El animal quedó atrapado en un aula de la escuela Monseñor Roberto Tavella durante toda la cuarentena y murió de hambre en el lugar.

El lunes 16 de marzo se suspendieron las clases en todo el país por la pandemia de coronavirus y la escuela no volvió a abrir hasta el 8 de marzo. Cuando los ordenanzas limpiaban las aulas se dieron con la triste sorpresa, una perrita pequinés había quedado atrapada en un aula de nivel inicial, indica el diario El Tribuno de Salta.

Una mujer, que no es docente de ese establecimiento, se dirigió al lugar y constató lo que había sucedido, por lo que decidió denunciar a la dueña del animal y el personal de ordenanza de la institución, quienes "no le habían permitido ingresar al establecimiento a buscarla anteriormente".

“En el aula había mucho mal olor, la perrita estaba con vida y la llevamos al veterinario pero no pudo recuperarse. Un par de horas después falleció”, contó Alejandra Ruiz.

Luego de varios días, el médico veterinario le confirmó a la denunciante que el animal había fallecido por inanición (debilidad por falta de alimento).

Por el momento se desconoce cómo quedó encerrada la perrita, pero se sabe que siempre ingresaba a los jardines y compartía la jornada con los chicos. La habían bautizado como Roberta y ya era parte de la comunidad del establecimiento.

Copyright  Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario