País.. 

UNICEF: un millón de niños y adolescentes saltean una comida por falta de recursos

Cerca de 10 millones de niños consumen menos carne, lácteos, frutas y verduras en comparación con el año pasado, según UNICEF. Los detalles del estudio.

Por  Redacción de TodoJujuy.com

Conforme a la encuesta realizada por UNICEF sobre el Estado de la Niñez y Adolescencia a nivel nacional, cuyos resultados se extienden hasta mayo de 2024 -la octava que la organización lleva a cabo desde 2020-, el 48% de las familias argentinas no disponen de ingresos suficientes para cubrir sus gastos mensuales habituales.

Esto representa un incremento de 7 puntos porcentuales en comparación con el año anterior, cuando era el 41%, y de 15 puntos porcentuales respecto a 2022, cuando el porcentaje era del 33%.

UNICEF Argentina lanzó la Encuesta 2024 sobre la Situación de la Niñez y Adolescencia a nivel nacional.

En un escenario donde hacia finales de 2023 el INDEC reportaba una tasa de pobreza del 58,5% (último dato conocido), el aspecto más crítico del informe de UNICEF Argentina es la reducción en el consumo de alimentos, que afectó al 52% de los hogares, en contraste con el 41% registrado en junio de 2023.

Esto significa que, actualmente, debido a la falta de recursos económicos, el 76% de los participantes en la encuesta indicó que consume menos carne (en 2023, el 64% había respondido de manera similar); productos lácteos (57% en el presente estudio, frente al 44% del año anterior); y frutas y verduras (el 58% afirma consumir menos, en comparación con el 44% del año pasado).

Esto implica -según UNICEF Argentina- que aproximadamente 10 millones de niños y niñas están ingiriendo menos de estos alimentos nutritivos. En contraste, el consumo de fideos, harina y pan aumentó, con un incremento del 24%.

El 76% de los encuestados reveló que come menos carne (en 2023 habían respondido afirmativamente el 64%).

Cuando no hay plata

Sin embargo, en numerosos casos, estas tácticas para maximizar el dinero no son suficientes. Según UNICEF Argentina, basándose en las respuestas de 1.313 hogares encuestados (lo que se proyecta a 6,5 millones de hogares y a las 27,7 millones de personas que residen en ellos), que “la única alternativa posible que encuentran los hogares es saltearse comidas”.

Estos casos comprendieron al 7,4% de los encuestados entre el 15 de abril y el 9 de mayo de 2024, lo que equivale a un millón de niñas y niños que se saltaron una de las cuatro comidas diarias. Además, indicaron que, “entre las personas adultas, esta situación es aún más severa: un 30% tuvieron que saltearse una comida”.

Actualmente, de acuerdo con el informe presentado, más de 3 millones de hogares consideran que el dinero no es suficiente para cubrir las necesidades básicas, aunque existen diferencias. Por ejemplo, en los hogares con jefatura femenina y aquellos que reciben la Asignación Universal por Hijo, los porcentajes son más elevados. En el primer caso, aumentó del 44% en 2023 al 56% en el presente periodo. En el segundo, subió del 59% al 65%.

UNICEF Argentina también señala que “entre los hogares cuyos jefes son trabajadores informales, se destaca que un 65% no logra afrontar sus gastos e, incluso, se registra que un 30% de los hogares cuya persona a cargo cuenta con un empleo registrado, tampoco. Esto refleja una situación que se observa también al analizar los perfiles de pobreza de los hogares con niñas y niños: el tener un empleo no resulta condición suficiente para salir de la pobreza”.

El 82% de los hogares encuestados indicaron que los ingresos no alcanzaron para hacerles frente a los gastos.

En relación con este punto, la encuesta rápida reveló que en el 15% de los hogares con niños y niñas, algún adulto perdió su empleo durante 2024, lo que equivale a 980 mil personas, según el informe. La mayoría de estas personas -un 65%- pertenece a los sectores con mayor vulnerabilidad social. Además, el 14% de aquellos que tienen un negocio o emprendimiento reportaron haber perdido clientes.

Respecto a los gastos específicos destinados a niñas, niños y adolescentes, el 82% de los hogares encuestados señalaron que sus ingresos no fueron suficientes para cubrirlos. Este porcentaje muestra un incremento de 20 puntos en comparación con 2023, cuando era del 62%. Si se compara con 2022, el aumento es de 32 puntos, ya que en ese año el porcentaje era del 50%.

Los sectores más perjudicados incluyen la adquisición de libros (afectando al 49% de los hogares, un punto por encima de 2023), las actividades recreativas y salidas (49% actualmente y 44% el año anterior), el transporte (35% versus 27%), vestimenta, calzado y prendas de abrigo (34% a 25%), materiales de estudio y fotocopias (30% a 28%), y solo se evidencia una mejora en la compra de útiles escolares: el 31% no podía costearlos antes, mientras que hoy ese porcentaje disminuyó al 29%.

De acuerdo con Luisa Brumana, Representante de UNICEF Argentina, las cifras referentes a la situación socioeconómica reveladas por la encuesta “buscan contribuir a la toma de decisiones para el desarrollo de políticas que permitan a estos hogares salir de la pobreza, de acuerdo a nuestro mandato de cooperación con los Estados nacionales y provinciales”.

Luisa Brumana, representante de UNICEF Argentina.

Centrándose en la esencia de las cifras expuestas, destacó que “frente a la insuficiencia de ingresos, las familias se endeudan, dejan de comprar alimentos nutritivos o medicamentos, lo cual empeora significativamente la calidad de vida de sus integrantes”.

El informe presentado por la entidad muestra que el 23% de los hogares se vio obligado a contraer deudas, siendo más de la mitad de ellos pertenecientes al 40% de los hogares con menores recursos. Además, indica que el 31% de los hogares con niños necesitaron recurrir a préstamos o fiados en comercios para adquirir alimentos. Asimismo, el 41% de los hogares tuvo que utilizar sus ahorros para cubrir gastos diarios, y un 45% ha incrementado el uso de tarjetas de crédito para la compra de alimentos.

Para estirar el dinero, las familias aplican diversas estrategias que implican limitar varios aspectos del consumo. Por ejemplo, el 23% de los hogares encuestados indicaron que dejaron de adquirir medicamentos, mientras que el 32% redujo las visitas médicas y odontológicas. Además, el estudio reveló que incluso los sectores medios se vieron afectados: el 9% de los hogares cancelaron su cobertura de salud privada y cambiaron a sus hijos de escuela debido a la imposibilidad de afrontar las cuotas.

Asistencia estatal

En este contexto, la mitad de los hogares están beneficiándose de alguna forma de asistencia económica. No obstante, en el 14% de estos hogares, algunas de estas ayudas, como Potenciar Trabajo y Progresar, dejaron de ser recibidas este año. Además, el 15% de los beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo reportan dificultades para acceder a ella.

En esta coyuntura, la mitad de los hogares recibe algún tipo de transferencia de ingresos.

Dentro del informe de UNICEF Argentina, el 93% de los participantes consideró que las políticas de transferencia de ingresos son esenciales, mientras que el 67% opinó que son "inadecuadas". Comparativamente, en octubre de 2020, esta percepción se situaba en el 32%, mientras que el año pasado alcanzaba el 60%.

Por consiguiente, el 68% de los hogares que reciben esta forma de ayuda expresaron que el monto que reciben para este fin apenas "cubre menos de la mitad de sus gastos". Esta afirmación se respalda con datos estadísticos. En abril de 2024, la Asignación Universal por Hijo (AUH) alcanzaba para cubrir el 44% de la Canasta Básica Alimentaria (CBA), en comparación con el período previo a la pandemia, cuando solía cubrir más del 60% en promedio.

La misma situación se observa con la Prestación Alimentaria, la cual al ser establecida en 2020 alcanzaba el 75% de la Canasta Básica Alimentaria (CBA), mientras que en abril de 2024 apenas llegaba al 36%, es decir, menos de la mitad.

Según el informe de UNICEF Argentina, debido a esta coyuntura, un cuarto de los adolescentes y jóvenes trabajan durante el último año, y este porcentaje se eleva a 34 puntos en los hogares donde las comidas son omitidas. En contraste, el 12% está en la búsqueda de empleo, una cifra que aumenta a 22 puntos en los hogares donde las comidas son omitidas, y disminuye a menos del 5% en los hogares donde el jefe de familia cuenta con seguridad social.

Durante el último año, un cuarto de los y las adolescentes trabaja, y ese porcentaje asciende a 34 puntos en los hogares donde se saltean comidas.

Este fenómeno repercute en la escolarización: el 4% de aquellos que están empleados no asisten a la escuela, y el 18% de los que están en busca de empleo tampoco estudian, mientras que entre los que no trabajan, esta cifra desciende al 1%.

Inquietudes adolescentes

Los intereses de los jóvenes están ligados al entorno. La pobreza es el tema más destacado, aunque en 2024 disminuyó cuatro puntos en comparación con el año anterior: 44% frente al 48%. Por otro lado, la preocupación por el empleo aumentó del 28% en 2023 al 30% en el período actual.

La educación experimentó un aumento significativo de interés: ahora preocupa al 29%, en comparación con el 19% del año anterior. En este sentido, el 6% de los adolescentes manifestó incertidumbre acerca de si completará la escuela secundaria, especialmente en los hogares pertenecientes al 40% más pobre, los hogares endeudados y aquellos donde se omiten comidas.

El uso de drogas genera aún más preocupación al comienzo de este año: un 28% en comparación con el 24% anteriormente. La violencia se mantiene constante en el mismo nivel, con un 23%. Por otro lado, la inquietud por la inflación ha disminuido, pasando del 25% al 21% en la actualidad.

Sebastián Waisgrais, Especialista en Inclusión Social y Monitoreo de Derechos de UNICEF Argentina.

Niñez y Adolescencia en el Presupuesto Nacional

Sebastián Waisgrais, experto en Inclusión Social y Seguimiento de Derechos de UNICEF Argentina, proporcionó una explicación sobre “los datos de la encuesta muestran las dificultades que tienen los hogares con niñas y niños para generar ingresos suficientes y, de esta forma, acceder a alimentos y afrontar gastos corrientes básicos. Esto se produce en un contexto donde las partidas presupuestarias de la Administración Nacional dirigidas a la niñez y adolescencia muestran una caída del 25% en términos reales en los primeros 5 meses de 2024 con relación al mismo período de 2023″.

Conforme a UNICEF Argentina, durante los primeros cinco meses de este año, la Asignación Universal por Hijo (AUH) experimentó un aumento del 15% ajustado por inflación en comparación con el mismo período de 2023. No obstante, señalan que el resto de los subsidios reflejan descensos interanuales. Así lo resalta el "Análisis del Presupuesto Nacional 2024 con Enfoque en Niños, Niñas y Adolescentes", donde se indica que “el presupuesto transversal de niñez vigente para 2024 a la fecha de corte del informe (31/5/24) asciende a $5,33 billones (0,84% del PIB), lo que representa una contracción de 57% en términos reales respecto del presupuesto devengado en 2023″.

10 millones de menores comen menos carne, lácteos, frutas y verduras que hace un año.

“Esto hace necesario, una vez más, hacer un llamado a priorizar los recursos destinados a la infancia -concluyó Waisgrais-. Los incrementos del Apoyo alimentario del Plan 1000 días del 41,5% y de la Prestación Alimentar del 8,6% recientemente otorgados, van en la dirección adecuada para proteger ingresos en contextos de vulnerabilidad”.

Sumate al Canal de WhatsApp de TodoJujuy.com

Recibí las noticias en tu celular sumándote al Canal de WhatsApp de TodoJujuy.com. Ingresá al siguiente enlace: https://whatsapp.com/channel/0029VaQ05Jk6BIErMlCL0v0j

Si querés, podés activar las notificaciones.

Copyright © TodoJujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.
En esta nota:
Comentarios: