Efemérides.. 

Se cumplen 4 años de la muerte de Sergio Denis: los aspectos más destacados de su vida

El cantante dejó este mundo el 15 de mayo de 2020, poco más de un año después de haber sufrido una caída en el foso de la orquesta de un teatro en Tucumán.

Por  Redacción de TodoJujuy.com

La vida de Sergio Denis estuvo llena de desafíos, y su muerte tampoco fue fácil. El 15 de mayo de 2020, el público recibió la triste noticia de su partida. Sin embargo, no fue inesperada: el cantante había estado en estado crítico durante más de un año tras su trágica caída el 11 de marzo de 2019 durante su última presentación en el Teatro Mercedes Sosa de Tucumán.

En ese lugar, una pasarela improvisada y un foso de orquesta descubierto sellaron su destino. En aquel instante, interpretó "Te llamo para despedirme", una canción que había grabado en 1969 al principio de su carrera musical. Anhelaba conmemorar sus cincuenta años de trayectoria con un concierto en el Luna Park, pero debido a una negligencia aún pendiente de resolver por la Justicia, su brillo se apagó.

Sergio en la portada de su primer disco solista.

Héctor Omar Hoffmann, conocido por su nombre real, vino al mundo el 16 de marzo de 1949 en la comunidad germana de San José, en Coronel Suárez, una localidad de 60 mil residentes situada a 580 kilómetros de la capital argentina, Buenos Aires. “Nosotros éramos los cabecitas del pueblo, porque éramos los que peor hablábamos castellano. Y nos queríamos parecer al resto de los habitantes que eran bastante chetos", reflexionaba el cantante de "Te quiero tanto", quien en ese entonces destacaba por su cabello oscuro y había sido denominado como "El Negro" por sus compañeros de colegio.

La infancia de Sergio Denis

Denis provenía de la unión de Feliciano Hoffmann, quien se desempeñaba como carpintero, y María Ester Frenzel. Además de Sergio, la pareja tenía otros hijos llamados Carlos y Nora. “Nunca volví a la casa de mi infancia. Me da mucha tristeza. Haber tenido una niñez pobre en el momento te duele, pero te enseña mucho. Muchas noches me iba a la cama sin comer. Sólo tomaba un café con leche porque no había laburo. Y mamá no nos lo decía para que no sufriéramos. Eso y mil cosas más. Como tener roto el pantalón que usaba para el colegio secundario y, como no había guita para comprar otro, me lo tapaba con la mano para que no me lo vieran”, contaba Sergio.

Sergio junto a su esposa y sus hijos.

Desde una edad temprana, Sergio se vio obligado a buscar trabajo para contribuir al sustento familiar. Inicialmente, realizó labores en la carpintería de su padre, de la cual fue despedido por su falta de habilidad, y posteriormente en la fábrica de cemento de su tío. “Aprendí a hacer mosaicos. Y los hacía bien a pesar de ser un enano de 14 años. Después, trabajé en una casa de repuestos de autos. Hasta que me vine a Buenos Aires”, recordaba sobre su paso previo a la fama.

Portando una maleta cargada de esperanzas, Sergio arribó a la Ciudad de Buenos Aires en marzo de 1969. Inicialmente, realizó una grabación con un conjunto musical oriundo de Moreno conocido como Los Bambis, aunque no quedó satisfecho con el resultado. Por lo tanto, optó por separarse del grupo y trasladarse a la pensión de camioneros La Reja.

“La dueña me vio llegar todo mojado, porque venía caminando bajo la lluvia, me dijo: ‘Te voy a hacer un guiso’. Eran las doce de la noche y lo bien que me vino”, recordaba. Pero lo cierto es que enseguida comenzó su carrera solista y, tras derribar algunos obstáculos, logró su objetivo de convertirse en una estrella de la canción.

Sergio murió a los 71 años, 14 meses después de su accidente.

Una larga lista de romances

Era objeto del afecto de muchas mujeres y tuvo numerosas relaciones amorosas. Entre sus conquistas se encontraba Susana Giménez. Sin embargo, contrajo matrimonio con Mirta Messi, madre de sus tres hijos: Federico, Bárbara y Victoria. Él mismo reconoció que no había sido tan cuidadoso como ella merecía durante su separación, lo que incluso los distanció por un tiempo de sus hijos. Con el paso del tiempo, lograron reconstruir una relación armoniosa. De hecho, ella se convirtió en su mayor apoyo en los momentos más difíciles de su vida.

En 1995, enfrentó su primer gran revés cuando, junto a su hermano y agente, intentó asumir el control del Coliseo de Lomas de Zamora y perdió todo lo que poseía, incluyendo su salud vocal, la cual se vio afectada por el estrés de la situación.

“Alquilamos una sala de teatro lírico, de mil novecientos ochenta y pico, y había que remodelarlo. Tenía capacidad para mil doscientas personas y era millonario lo que había que poner. Y metimos la pata hasta el fondo. Entonces, yo empecé a pedir plata a los usureros. Llegué a deber dos millones novecientos mil dólares. Así que durante 17 años pagué deudas. Y, recién cuando terminé con todo eso, recuperé la voz”, contaba Sergio.

En 2010, tuvo que ser internado en un instituto psiquiátrico luego de haberse automedicado y haber ingerido algunas pastillas de más.

Sergio Denis, un sobreviviente

Después de finalmente regresar a los escenarios y estabilizar su situación financiera, el cantante enfrentó otra grave crisis que lo llevó al borde de la muerte. El 14 de mayo de 2007, mientras estaba de gira en Asunción del Paraguay, sufrió una descompensación que resultó en un paro cardiorrespiratorio. Los médicos del Sanatorio San Roque de esa ciudad, donde había sido llevado inconsciente, lograron resucitarlo después de 17 minutos sin signos vitales.

Vi un lugar de mucho miedo, oscuro y negro. La mitad de mi cuerpo estaba en un rectángulo. Yo lo insultaba, para mí era el diablo… Había una ventana, era un horror”, contó sobre ese hecho.

Después sobrevino una etapa de depresión. En 2010, fue necesario su ingreso en una clínica psiquiátrica debido a un exceso de automedicación y la ingesta excesiva de ciertas pastillas. “Estaba un poco loco”, reconoció él mismo parafraseando uno de sus hits. Pero, una vez más, logró recuperarse.

El 14 de mayo de 2007 sufrió una descompensación que derivó en un paro cardiorrespiratorio.

Él expresó su gratitud por el continuo apoyo de sus seguidores. Por eso, cuando estaba a punto de llegar a los 70 años, anunció su deseo de celebrar un gran evento con su público en el emblemático estadio Luna Park de Buenos Aires. Sin embargo, no fue posible realizar ninguna celebración. En el día de su septuagésimo cumpleaños, ya llevaba cinco extenuantes días luchando por su vida. Catorce meses más tarde, tras haber sido tratado en el hospital Ángel C. Padilla de Tucumán, el Sanatorio Los Arcos de Buenos Aires y el centro de rehabilitación ALCLA en el barrio de Belgrano, falleció sin lograr cumplir su último anhelo.

Copyright © TodoJujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.
En esta nota:
Comentarios: