Opinión.. 

Semana clave

Columna de opinión del CPN, Alberto Siufi.

Por  CPN Alberto Siufi

El agua llegó a las narices y nada faltaba para ahogarse, un gobierno sin respuesta veía cómo todo se acercaba a estallar, Silvina Batakis no logró tranquilizar a los mercados y el dólar escaló 100 pesos en dos semanas, la calle se alteró y aparecieron signos de alarma de un estallido en San Juan y en Tucumán con manifestaciones frente a supermercados.

El infierno tan temido estaba a la vuelta de la esquina y por arte de magia Cristina Fernández de Kirchner que a todo se oponía, aceptó las pautas de un ajuste ortodoxo, las falsas teorías sobre déficit, emisión e inflación se cayeron a pedazos, el relato sobre las causas del fenómeno sobre los precios se desplomaron y ubicó a Massa en economía con algunos poderes mayores, pero no con un cheque en blanco. Lo que Cristina y Alberto vetaron luego de la renuncia de Guzmán hoy tuvo que ser aceptado, para ello perdimos 1500 millones de dólares en reservas y el dólar estalló por los aires y ahí sí se dobló el brazo a la cúpula para que entre en escena el salvador mal llamado súper ministro.

El juramento de Sergio Massa fue increíble, se calcula 700 personas, ambiente de fiesta, parecía que asumió el gabinete completo después de un recambio presidencial, difícil entender que se festejaba en un país hundido en la peor de las crisis, Alberto Fernández parecía un extraño en una fiesta a la que no había sido invitado, no encontraba su ubicación y será difícil que la encuentre hasta diciembre del 2023. Si algo de poder le quedaba a Alberto se lo habían quitado, el viernes voló a Colombia a la asunción de Petro, solo lo acompañó el Canciller en la comitiva. Alberto sintió más fuerte que nunca la soledad del poder, sólo si Massa es generoso podrá tener algo de protagonismo.

Muchos se preguntan ¿Cuál es el futuro del Frente de Todos y del kirchnerismo? La respuesta es que está atado sin duda a la suerte de la gestión del nuevo ministro, si a Massa le va mal estalla y pierde el kirchnerismo, si a Massa le va bien también pierde el Kirchnerismo, desde el Frente Renovador festejaron esto como haber ganado una elección, ven una oportunidad única para reorganizar el PJ de cara al 2023.

Lógicamente esta la pregunta ¿Qué hará Cristina?, desde la gestión será un celador implacable para Sergio, electoralmente algunos hablan de la fórmula Massa y Cristina, ¿se arriesgará a perder y quedarse sin fueros o irá por la Senaduría en la Provincia de Buenos Aires? Las causas judiciales la acechan y la posibilidad de una condena es cada vez más cercana, está viviendo su peor momento judicial.

Sergio Massa asumió con aparentes superpoderes, la realidad indica que no tanto, no puede tocar del todo el Banco central de la República Argentina (BCRA), la Cancillería sigue siendo de Alberto, el viceministro de economía ahora parece sería vetado con los dichos contra Cristina, el instituto Patria no le firma un cheque en blanco a nadie parece.

Los primeros pasos de Massa no fueron fáciles, hasta ahora más enunciados que concreciones, el drenaje de divisas no pudo pararse y en la semana se perdieron 700 millones de dólares, las reservas netas no alcanzan para dos semanas de importaciones, hasta bajaron los depósitos en dólares de los privados, se fueron desde julio cerca de 900 millones de los bancos.

El argentino no confía más en nadie, de hecho según el Indec la gente tiene en el colchón o sea fuera del sistema 250.000 millones de dólares, en los bancos sólo 15.000 millones. Si habría confianza y sólo la mitad de la gente llevaría su plata al banco para triplicar las reservas brutas, sólo eso soluciona la mayoría de los problemas, pero es imposible, nadie puede lograr ese milagro, medio siglo de mentiras, fracasos y corrupción nos llevaron hasta acá.

Los anuncios de Sergio Massa

Massa deberá hacer un ajuste liso y llano, quita de subsidios, aumento de tarifas, frenar la emisión, bajar el gasto público, cumplir las metas firmadas con el FMI. En síntesis todo lo que a Guzmán le decían no. Este programa es la gran pregunta, si ahora lo ven como viable porque no dejaron a Guzmán hacerlo hace dos años, nadie sabe, será desconocimiento, impericia, ideología, soberbia, o tal vez sólo capricho. Alguno diría es la política estúpido.

Semana clave para Massa, debe empezar ya, a sumar reservas, los anuncios deben dar resultados o serán insuficientes y habrá que cambiarlos, serán horas decisivas.

Para Cristina fue la semana más difícil de su vida parece, los alegatos del juicio de vialidad fueron devastadores, todo indica un pedido de más de 10 años de cárcel por parte de la fiscalía, le quedan dos semanas más de la primerísima plana en la escena judicial, el infierno que siempre quiso y no pudo evitar y que forma parte del gran enojo con Alberto. Para colmo sumó un procesamiento firme en un apéndice de la causa cuadernos, a la resolución del Juez Ercolini de procesarla junto a Roberto Baratta y tres empresarios por recibir coimas en el departamento de la calle Juncal se le sumó la confirmación de la cámara federal, segunda instancia firme y se encamina a un nuevo juicio oral, demasiados problemas para no tener en cuenta a la hora de analizar su futuro político.

Para Alberto Fernández fue una muy mala semana, difícil decir la peor semana, nada fue fácil para el Presidente en toda su gestión, deberá ahora encontrar su lugar en esta nueva distribución del poder, no será fácil dada la personalidad de Massa y de Cristina, parece recluido al ostracismo, su semblante y su estado general no dejaban duda del difícil momento que enfrenta.

El tema mapuche, parece traer también días complicados, someten a la gente en Villa Mascardi donde ya hubo más de una docena de atentados incendiarios y 100 denuncias pero ningún detenido. En El Bolsón lo mismo, aterrorizan a tres provincias y nadie hace nada. Por el contrario, en los últimos días el gobernador Gutiérrez de Neuquén le firmó un dudoso convenio a una comunidad de estos falsos originarios y hoy preocupa la construcción del gasoducto, el titular de Parques Nacionales Lautaro Eduardo Erratchu, integrante de la Cámpora y alfil de Cabandié reconoció como sitio sagrado al volcán Lanín en Neuquén otorgando derechos a los mapuches y violando leyes nacionales y provinciales.

Esto desató un escándalo que el gobierno ya trató de corregir, cuesta explicar por qué Argentina tiene esta política con estos falsos originarios, verdaderos terroristas que desconocen a las autoridades argentinas, sus leyes, sus símbolos patrios y siembran caos y temor mientras la gente clama por ayuda. Aníbal Fernández prometió gendarmes a la gobernadora Anabela Carreras de Río Negro, desbordada por la violencia mapuche.

Y como un último comentario, Gimnasia y Esgrima de Jujuy a través de su comisión directiva decidió expulsar como socios y denunciar penalmente a tres ex dirigentes de la institución, algo no habitual y que fue noticia muy fuerte sin duda teniendo en cuenta la gravedad y también la resonancia que tiene el Lobo en la sociedad, una noticia que trajo tranquilidad también.

Se habló mucho de grandes irregularidades cometidas por estos dirigentes, sería muy malo que todo se tape y no se sepa la verdad, la Comisión Directiva de Gimnasia demostró que se movió con prudencia y respeto, pero sin garantizar impunidad. Nadie es culpable hasta que se demuestre lo contrario, pero ahora será la justicia la que juzgue la honorabilidad de la gente y ponga las cosas en su lugar, de la misma manera que el club actuó con firmeza y celeridad sería bueno que también la justicia lo haga.

Alberto Siufi
Facebook: Alberto Siufi

Copyright © TodoJujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.
Comentarios: