“Lo de la sífilis es una vergüenza. Es un cambio cultural y una caída en los programas de prevención de salud sexual”. Así, el ministro de Salud Pública de la Nación, Ginés González García, se refirió a la reaparición y aumento de esta infección de transmisión sexual que arrasó con Europa desde fines del siglo XV y agregó: “Es una enfermedad del pasado que se le perdió el respeto. Pasó de ser una tragedia del siglo XV a pensar que con un antibiótico se cura y no es tan así”.

El regreso de esta antigua enfermedad y el aumento drástico de la cantidad de infectados en los últimos cinco años se debe, sin más, a la disminución del uso de preservativo, elemento de protección sexual que el 13 de febrero tiene su día internacional. En este sentido, el ministro señaló que bajó considerablemente su uso y dijo que el aumento de infecciones de transmisión sexual "preocupa mucho más que el coronavirus".

Según expresó Ginés hace algunos días, una de las causas de esa disminución en el uso obedece a “una desaprensión de todos los programas que distribuían todas las medidas de cuidados, entre ellos los profilácticos, que no se hicieron durante los últimos años”.

La baja en el uso del preservativo no solo provoca un renacimiento de la sífilis sino también de otras Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS). Según un informe publicado en los últimos días por Naciones Unidas, durante 2018 el contagio de VIH aumentó un 7% en América Latina y se calcula que en Argentina hay 129 mil personas infectadas pero la mayoría no lo sabe.

En ambos casos, lo fundamental para detenerlas enfermedades es la prevención. Que solo se logra utilizando preservativo.

Cuatro veces más infecciones

En los últimos cinco años se cuadruplicaron los casos de sífilis en el país. Según datos oficiales de la ex Secretaría (ahora Ministerio) de Salud de la Nación entre 2013 y 2018 la tasa pasó de 11,7 a 50,4 por cada 100 mil habitantes. Y los picos de infectados se dan en los jóvenes de entre 15 y 24 años.

Además, aumentó la tasa de sífilis congénita, por transmisión de la madre al bebé. Esto ocurre porque en la mujer las lesiones muchas veces quedan ocultas y las pacientes no notan su existencia pero sí la transmiten a sus bebés. En 2018 las regiones Centro y Nordeste fueron las que tuvieron las tasas más altas de sífilis congénita, con 1,9 y 1,7 niños infectados cada mil nacidos vivos respectivamente. El NOA fue la tercera (1,6). Le siguieron el Sur (1,5) y Cuyo (0,5).

¿Qué es la sífilis y cómo se previene?

La sífilis es una infección de transmisión sexual producida por una bacteria llamada Treponema Pallidum. Afecta tanto a varones como a mujeres y puede ser congénita o adquirida por relaciones sexuales (anales, vaginales u orales) sin preservativo o por transfusiones de sangre no controladas.

A diferencia de otras ETS, no se manifiesta inmediatamente sino que tiene un período de incubación de entre dos y seis semanas, cuando se manifiesta con úlceras en la piel, que a menudo son indoloras y se ubican en la zona genital o en la boca.

En general es una enfermedad fácil de tratar y curar si es detectada a tiempo. Sin embargo, puede aumentar el riesgo de contraer VIH y otras enfermedades de transmisión sexual, ya que las ulceras que produce hacen que sea más fácil trasmitir y contraer cualquier infección.

La única forma de prevenirla es utilizando preservativo en todas las relaciones sexuales de forma correcta y consistente.

En el día del preservativo, tips útiles de la Fundación Huésped:

  • En caso de sexo oral - anal o vaginal - o frotación de genitales entre mujeres se puede hacer un campo de látex a partir de un preservativo. Es muy sencillo: hay que desenvolver el preservativo y cortar el aro de la base. Después, cortarlo en forma vertical, a lo largo: se consigue un cuadrado de látex para poner sobre la vagina o el ano.
  • Usar sólo lubricantes a base de silicona o agua, y no a base de aceite, ya que pueden dañar el látex.
  • Nunca usar dos preservativos al mismo tiempo: puede provocar roturas.
  • Cambiar de preservativo luego de cada tipo de relación, después de una eyaculación o con cada erección nueva.
  • Elegir el talle adecuado. Si se siente demasiado apretado o no llega a la base del pene, probablemente no lo sea.
  • La alergia al latex no es una excusa para no usar preservativo. Existen algunos fabricados con poliuretano o poliisopreno que son aptos para personas con esta alergia.

¿Qué hacer si el preservativo se rompe?

Consultar en el centro de salud más cercano dentro de las 12 horas de la situación de riesgo. Un profesional evaluará si es necesaria la profilaxis post-exposición para prevenir el VIH y la anticoncepción hormonal de emergencia. También se puede llamar a la línea de salud sexual gratuita que ofrece el Programa Nacional de Salud Sexual y Reproductiva 0800-222-3444.

Embed

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario