¿Mito o realidad?. 

Las personas que se ponen en pareja suben de peso

Un reciente estudio demostró que las personas que se ponen en pareja aumentan entre 4 a 7 kilos durante el primer año de relación.
Por  Maria Eugenia Burgos

Lo que para muchos era un mito, resultó ser una realidad demostrada con estudios pero además con explicaciones bastante visibles a la hora de hablar de las personas que se ponen en pareja.

El estudio demostró que en el primer año de relación, las personas suelen aumentar entre 4 a 7 kilos y esto tiene toda una explicación científica, pero más que nada en los hábitos. Y en la mayoría de los casos, los hombres resultan ser más propensos que las mujeres a engordar durante el primer año de relación.

Cambio de hábitos

Desde la fase de enamoramiento hasta la de estabilización de la relación, una persona puede subir de peso. Esto es lo que sugiere una reciente encuesta sobre los hábitos alimenticios y sobre los cambios que se producen en ellos en el momento de entablar una relación entre personas.

Según el estudio, entablar una relación promovería el aumento de hasta siete kilos, por varias razones.

Casi la mitad de los encuestados (47%), coincide en que la hora de la comida es una oportunidad para reunirse, intercambiar y divertirse. Esto sería aún más válido cuando se está en una relación, ya que el 57,9% de las personas que cohabita se asegura de cenar todas las noches con su otra mitad.

“Es un momento de placer e intercambio, que te permite reencontrarte después de un día de trabajo”, opinaron los participantes. Y cuando se está a la mesa, las personas pueden quedarse allí durante varias horas, suficientes para ofrecer una y otra vez más porciones o postre.

Pero, ¿por qué razón se produce este aumento de peso?

Las encuestas muestran que las personas que forman parte de una pareja ya no pueden sentirse presionadas para verse lo mejor posible. Pueden comer fuera con más frecuencia o pedir más comida para llevar y adoptar hábitos más sedentarios.

Actividad física
La actividad física suele ser dejada de lado cuando las personas se ponen en pareja

La actividad física suele ser dejada de lado cuando las personas se ponen en pareja

La importancia de los hábitos saludables

Si bien el encontrarse y compartir alguna comida es lindo, hay que pensar en ese momento si es sano.

Es pertinente respetar las comidas y porciones, sin que el encuentro con el otro sea la excusa para romperlas permanentemente.

Priorizar una comida casera: Salir a cenar y probar nuevos restaurantes puede ser realmente divertido, pero si se está yendo de las manos, es hora de volver a familiarizarse con la propia cocina. “Tengan noches de citas en las que cocinen comidas saludables juntos. De esta manera, aún pueden disfrutar de una comida juntos, pero saben lo que están comiendo”, dice Davis. Un estudio publicado en la revista Public Health Nutrition encontró que las personas que cocinaban la cena la mayoría de los días de la semana consumían menos calorías y menos grasa y azúcar en comparación con las personas que comían en casa una o cero veces por semana.

Retomar el gimnasio: la nueva pareja puede ser reacia a ir al gimnasio y, honestamente, no es una misión arrastrarla a ir. En su lugar, concentrarse en el propio comportamiento. Un estudio publicado en JAMA Internal Medicine encontró que cuando un miembro de la pareja cambia su salud para mejor (por ejemplo, comienza a hacer ejercicio), es más probable que el otro siga su ejemplo. Otra táctica es planificar salidas más activas, incluyendo ir de excursión o andar en bicicleta.

Copyright © TodoJujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.
En esta nota:
Comentarios: