Los mejores remedios caseros para blanquear zapatillas blancas

Las zapatillas blancas son propensas a ensuciarse con facilidad y pueden amarillearse si se utilizan productos químicos fuertes como los blanqueadores.

Por  Redacción de TodoJujuy.com

Es común que las zapatillas blancas se ensucien fácilmente, cambiando gradualmente su color a amarillo a medida que las usamos. A pesar de que hay muchos productos disponibles en el mercado para restaurar su blanco original, no siempre es necesario utilizar productos químicos fuertes.

Afortunadamente, existen opciones que no solo limpian eficazmente, sino que también mantienen la calidad de las zapatillas. Las zapatillas blancas tienden a ensuciarse con frecuencia, adquiriendo gradualmente un tono amarillento a medida que se usan.

Las zapatillas blancas se ensucian muy fácilmente y pueden ponerse amarillas si usas productos químicos agresivos.

Existen en el mercado diversos productos destinados a restaurar su blanco original, pero no siempre es necesario emplear productos químicos fuertes. Afortunadamente, hay alternativas que no solo limpian eficazmente, sino que también contribuyen a mantener la calidad de las zapatillas.

Cómo blanquear las zapatillas

Si no es viable lavar las zapatillas con lejía o en la lavadora para evitar dañarlas, ¿Cuál sería la mejor opción? Es aconsejable buscar alternativas más seguras y ecológicas que se puedan usar sin riesgos. Aquí te presentamos algunas opciones para tener en cuenta.

En el mercado existen varios productos diseñados para limpiarlas y devolverles su blanco original.

1. Sal y leche para blanquear zapatillas

Para restaurar el color blanco de las zapatillas que se han vuelto amarillentas, puedes emplear una mezcla casera blanqueadora. Combina sal gruesa con un litro de leche para obtenerla.

Después, incorpora medio litro de agua y un poco de jabón a la preparación. El procedimiento es sencillo: coloca la leche y el agua en un recipiente y añade media taza de sal gruesa. Sumerge las zapatillas en esta solución y déjalas en remojo durante unas tres horas. Para finalizar, frota con un cepillo y enjuaga con agua y jabón.

2. Jabón y sal gruesa

La sal gruesa se destaca por su versatilidad en el hogar, siendo útil para blanquear zapatillas de tela que han amarilleado. Sus características permiten eliminar la suciedad incrustada y restaurar el blanco original de manera efectiva.

Para preparar la solución, simplemente requieres una taza y media de sal gruesa, jabón o detergente, y un cepillo. Inicia utilizando el cepillo en seco para eliminar la suciedad acumulada tanto en el interior como en el exterior de las zapatillas. Luego, aplica una capa de sal gruesa en el interior y exterior del calzado y deja reposar durante aproximadamente una hora. Después, enjuaga las zapatillas con agua fría y tu detergente habitual.

Hay alternativas que no solo limpian, sino que también ayudan a preservar la calidad de las zapatillas.

Retira las plantillas y los cordones, y sumérgelos en un recipiente con agua y jabón. Finalmente, permite que todo se seque al sol.

3. Pasta de dientes

Este procedimiento resulta altamente eficaz para limpiar las suelas blancas de goma o zapatillas elaboradas con materiales sintéticos como plástico o cuero sintético. Para devolverles el blanco utilizando este método, requerirás un cepillo de dientes, pasta dental blanca y un paño humedecido.

Para empezar, moja el cepillo de dientes con agua y aplica abundante pasta dental. Después, masajea esta combinación sobre las partes de las zapatillas que necesiten blanquearse. Con el tiempo, la espuma que se forma atrapará la suciedad acumulada. Deja que la pasta actúe durante unos momentos antes de limpiar con el paño húmedo.

4. Bicarbonato de sodio y vinagre blanco

Uno de los procedimientos más eficaces para recuperar el blanco de las zapatillas amarillentas consiste en utilizar bicarbonato de sodio y vinagre blanco, dos elementos habituales en la mayoría de los hogares. Estos productos no solo eliminan eficazmente la suciedad de los tejidos y el plástico de las suelas, sino que también poseen propiedades antibacterianas que combaten los malos olores generados por bacterias y hongos.

Para devolver el blanco a las zapatillas amarillentas, puedes utilizar una solución blanqueadora casera.

Para aplicar este método, únicamente requieres un cepillo, una taza de vinagre blanco y seis cucharadas de bicarbonato de sodio. Inicia mezclando el bicarbonato de sodio con el vinagre en un recipiente y espera a que la efervescencia se reduzca. Después, empapa el cepillo en la solución y frota las zapatillas enérgicamente. Permite que la mezcla actúe durante unos 30 minutos antes de enjuagarlas.

5. Amoniaco para blanquear zapatillas

Otra opción efectiva para restaurar el blanco de tus zapatillas amarillentas es utilizar amoniaco, un producto frecuentemente usado en la limpieza del hogar por su capacidad para eliminar manchas sin dañar las superficies.

Para blanquear tus zapatillas, puedes mezclar el amoniaco con lavavajillas y agua para obtener resultados óptimos. Necesitarás un cepillo, dos litros de agua tibia, una cucharadita de amoniaco, una cucharada de detergente para platos y una cucharada de bicarbonato de sodio.

La sal gruesa es un producto versátil en el hogar, y uno de sus usos es blanquear zapatillas amarillentas de tela.

Empieza eliminando la acumulación de polvo y suciedad tanto del interior como del exterior de las zapatillas utilizando el cepillo. Después, mezcla el amoniaco en los dos litros de agua tibia y añade el detergente para platos. Sumerge las zapatillas en esta solución durante una hora y enjuágalas posteriormente. Si quedan algunas manchas persistentes, frota un poco de bicarbonato de sodio sobre ellas después de remojarlas y luego sécalas al sol.

Conclusión

Si buscas recuperar el blanco de tus zapatillas que se han amarillado de manera segura y eficaz, puedes elegir cualquiera de estos remedios caseros que limpian y devuelven el color sin comprometer los materiales. Así podrás prolongar la vida útil de tus zapatillas sin recurrir a productos fuertes como blanqueadores o lejía, que podrían deteriorar el calzado.

La pasta de dientes es efectiva para limpiar las suelas blancas de goma o zapatillas fabricadas con materiales sintéticos.

Es crucial tomar precauciones al emplear sustancias potentes como el amoniaco para blanquear zapatillas. Trabaja en un área bien ventilada, usa indumentaria apropiada para protección y asegúrate de resguardar tus ojos de cualquier salpicadura.

¡Actúa ahora mismo! Experimenta con estos consejos y maravíllate con los resultados positivos que lograrás.

Sumate al Canal de WhatsApp de TodoJujuy.com

Recibí las noticias en tu celular sumándote al Canal de WhatsApp de TodoJujuy.com. Ingresá al siguiente enlace: https://whatsapp.com/channel/0029VaQ05Jk6BIErMlCL0v0j

Si querés, podés activar las notificaciones.

Copyright © TodoJujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.
En esta nota:
Comentarios: