Ciencia.. 

Elon Musk lanza a través de SpaceX un supercohete hacia Marte y la Luna

La nave espacial lleva el nombre de Starship, un cohete de casi 120 metros y un peso de alrededor de 5 millones de kilogramos.
image.png

Después de obtener la aprobación de la Administración Federal de Aviación (FAA), la autoridad aeronáutica más importante de Estados Unidos, SpaceX ha confirmado el esperado lanzamiento de su monumental Starship.

Con una altura de aproximadamente 120 metros y un peso de alrededor de 5 millones de kilogramos, este coloso llevará a cabo su primer vuelo de prueba integral desde las instalaciones de SpaceX en Boca Chica, Texas, marcando así un hito significativo en la historia de la exploración espacial.

SpaceX Starship: 5 datos del supercohete de Elon Musk

image.png
  • Sus piezas se encuentran preparadas para ser reutilizables, y puede contener hasta 150.000 kilogramos de carga.
  • La nave es impulsada por el propulsor Super Heavy.
  • En el pasado, el progreso de esta ambiciosa iniciativa experimentó algunos contratiempos, incluyendo un revés significativo en 2022 cuando la FAA identificó impactos ambientales en las cercanías de la base de SpaceX en Texas. Además, los primeros lanzamientos de prueba de la nave resultaron en explosiones que generaron preocupación. Estos incidentes quedaron registrados y causaron un impacto en el desarrollo del proyecto.
  • Una vez que sean lanzados, el cohete Super Heavy de SpaceX se dirigirá hacia el Golfo de México, mientras que la nave espacial Starship continuará su viaje hacia la órbita. Posteriormente, Starship reingresará a la atmósfera terrestre y se espera que realice un aterrizaje vertical en el Océano Pacífico, cerca de las costas de Hawái.
  • Cada lanzamiento insume un presupuesto aproximado a los 2.000 millones de dólares.

Starship, un primer vuelo de prueba sin tripulación

En base a lo informado por la compañía de Musk, esta consiste en la primera prueba con las dos secciones juntas (nave y propulsor). En esta ocasión, solo se testea el vuelo propiamente dicho, sin pasajeros ni cargas a bordo del cohete.

image.png

En una conferencia de prensa celebrada en marzo, Elon Musk, conocido por su estilo directo y sin rodeos, hizo una promesa intrigante con su característico sentido del humor. Haciendo gala de su habitual desparpajo y poca diplomacia, Musk aseguró que habría "diversión" en el futuro de SpaceX: “No digo que llegará a la órbita, pero garantizo emoción. No será aburrido. (…) Creo que tiene, no sé, con suerte, un 50% de posibilidades de llegar a la órbita”.

“En el primer vuelo del Starship y Super Heavy, se espera que el Super Heavy aterrice intacto y se hunda en el Golfo de México, y que el Starship aterrice en el Océano Pacífico Norte. Se espera que se produzca un evento explosivo cuando el Starship impacte contra la superficie del Océano Pacífico Norte”, había adelantado la FAA en un mensaje brindado en la antesala del lanzamiento.

image.png

A su vez, la autoridad de Estados Unidos señaló que más temprano que tarde seremos testigos de nuevas pruebas de vuelo a cargo de SpaceX: “En el segundo y tercer vuelo, el Super Heavy aterrizará intacto y se hundirá en el Golfo de México, mientras que la Starship se desintegrará en el momento de la reentrada atmosférica, con un campo de fragmentos en el Océano Pacífico Norte”, apuntaron.

SpaceX es un aliado de la NASA y tiene planes ambiciosos en la carrera espacial

Desde su fundación en 2002, SpaceX, dirigida por el magnate sudafricano Elon Musk, ha consolidado su posición como una de las compañías privadas líderes en el campo aeroespacial. Con una creciente presencia en la industria, SpaceX ha tomado la delantera en la carrera espacial privada. Además de su exitoso historial en el envío de satélites a la órbita terrestre para proporcionar conectividad a Internet y en el transporte de turistas al espacio, la empresa tiene planes ambiciosos para el futuro.

image.png

El prestigio de SpaceX en su sector se ha visto impulsado gracias a su contrato con la NASA por un valor de 3.000 millones de dólares, con el objetivo de llevar a cabo misiones lunares a partir de 2025, marcando así un regreso de los seres humanos a la Luna después de casi cinco décadas de ausencia.

Musk, que también es director ejecutivo de la red social Twitter y de la automotriz Tesla, tiene un objetivo inamovible: viajar a Marte con una misión tripulada. Aquella es una idea riesgosa, de acuerdo a lo dicho por el propio empresario. “Es incómodo y es un viaje largo. Puede que no regreses con vida, pero es una aventura gloriosa y será una experiencia increíble. Honestamente, un grupo de personas probablemente morirá al principio. Es difícil ir allí”, aseguró.

Si bien esa iniciativa es más lejana en la agencia de lanzamientos de SpaceX, no sería correcto catalogarla como algo imposible de hacer, particularmente si se habla de una figura en la escena tecnológica que, aunque extravagante y algunas veces con comportamientos poco comprensibles, continúa alcanzando hitos en distintos ámbitos de innovación.

Copyright © TodoJujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.
En esta nota:
Comentarios: