Para dejar en el piso a River se necesitan varios golpes. Lejos de tener una mandíbula de cristal, ha demostrado en sucesivas ocasiones que puede caerse, pero que también sabe cómo reaccionar para levantarse.

Sorpresivamente, nada de eso ocurrió en la ida frente a Atlético Tucumán por los cuartos de final de la Copa de la Superliga.

Ante un fantástico marco, con alrededor de 35 mil hinchas en un colmado Monumental José Fierro, los tucumanos le dieron tres cachetazos letales y le propinaron un inolvidable 3-0 al equipo de Marcelo Gallardo en una de las peores derrotas del ciclo.

FUENTE: TyC Sports
visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario