Los jugadores, desde hace rato, tienen la costumbre de taparse la boca cuando quieren decir algo adentro de la cancha. Sin embargo, a Carlos Tevez poco y nada le importó que alguien pudiera leerle los labios. O mejor dicho, escucharlo. Apenas terminó el partido, mientras sus compañeros enfilaban hacia el túnel, notó que varios lo hacían mirando el piso, como si el 2 a 2 fuese una derrota. Y no se lo bancó.

"¡Con la cabeza arriba, la c… de tu madre!", empezó a gritar Tevez. Furioso por la actitud de sus compañeros de equipo. Y no fue el único. Apenas el chileno Roberto Tobar indicó el final del partido, tanto Guillermo como Gustavo Barros Schelotto salieron disparados del banco con el mismo objetivo: levantar a sus dirigidos, darles ánimo.

Pareció innecesario, ya que el encuentro terminó empatado. Y habrá que esperar hasta el 24 para ver, en Núñez, quien se queda con la anhelada Libertadores. Pero Carlitos, por las dudas, ya empezó a poner las cosas claras, a marcar la cancha.

visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario