Para la mayoría de los argentinos no es un partido más. Los nervios y las angustias por esta final pueden provocar algunas dolencias cardíacas. A disfrutar y poner el corazón por los colores, pero sin olvidar cuidarlo.

“Es un partido que se vive con suma pasión y esto incrementa cualquier tipo de evento cardiovascular, principalmente en los pacientes coronarios o aquellos que tienen factores de riesgo como hipertensión, diabetes o las personas que fuman mucho”, afirma el cardiólogo Pablo Pieroni.

El profesional hace referencia a la gran cantidad de adrenalina que podemos liberar ante un partido de estas características, “esto puede generar que aumenten las chances de cualquier tipo de desarrollo de estas patologías. Aumenta la presión y frecuencia cardiaca, por ejemplo”.

A esto hay que sumarle la mala alimentación con la que podemos llegar a acompañar el clásico, “siempre aparece una picada, alguna bebida con alcohol y generalmente se fuma más. Tenemos que entender que la suma de todo esto puede generar complicaciones coronarias”.

Por último Pieroni afirmó que “para tratar de combatir la adrenalina y la mala alimentación que tenemos ante esta “superfinal” debemos apostar al deporte o a la actividad física, tanto en la previa como en el entretiempo y al terminar el mismo. El ejercicio metaboliza toda esa adrenalina circulante y además liberamos endorfinas”.

“Hay que vivir este superclásico como lo es, un juego y sin poner en riesgo nuestra salud”, finalizó.

visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario