En los 12 minutos más vistos del año en la televisión mundial, el ex N’Sync brilló en un escenario armado en tiempo récord en el medio del estadio U.S. Bank Stadium de la ciudad de Minneapolis, Minnesota.

De Minneapolis era oriundo el fallecido Prince y el momento emotivo de la ceremonia fue cuando hizo un duo con un holograma del autor de Purple Rain. Toda la ciudad se tiñó de púrpura para la ocasión.

Haciendo un repaso por sus éxitos de todos los tiempos, Justin interpretó canciones como Sexy Back, Mirror y Cry me a river con miles de bailarines, instrumentos y hasta una enorme banda musical. Una superproducción como las que acostumbran en el Showtime del Super Bowl.

El diez veces ganador de los premios Grammy cerró con broche de oro y la canción Can't stop the feeling, la cual interpretó desde las tribunas mientras los aficionados cantaban y bailaban. Hasta se sacó una selfie con uno de ellos.

visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Las más leídas

Encuesta

Con la lesión de Romero, ¿quién debe atajar en el mundial?

Armani
Caballero
Guzmán
ver resultados