El enmascarado Tyler Joseph, con un auto en llamas de fondo, en una de las escenas con las que Twenty One Pilots cautivó a más de 70 mil de las 100 mil personas que pasaron por el Hipódromo de San Isidro en la primera jornada del Lollapalooza 2019.

No faltó nada en el tremendo show con el que Twenty One Pilots cerró la programación del Main Stage 1. En cuanto a público, fácilmente eran más de 70mil personas, más que un estadio de River, todos con la vista clavada en cada movimiento de Tyler Joseph y Josh Dun, convenientemente magnificados en las pantallas gigantes a cada costado del escenario.

En cuanto a hits, no faltó nada, desde el inmortal Stressed out, hasta los más recientes Jumpsuit y Chlorine. Y el carisma escénico rompió todas las barreras, a través de acciones como las de cantar caminando encima de la gente de las primeras filas, arengar un pogo todos abrazados, trasladar una batería sobre el público, trepar una torre de sonido y, obviamente, concluir vestidos con camisetas de la Selección Argentina..

Juntos, Tyler y Josh son una aplanadora que fusiona rock y rap como una clase magistral de rock alternativo. Arman y desarman sus propios temas en vivo, construyendo y deconstruyéndolos, interrumpiendo una estrofa para decir que es grandioso estar de vuelta en Argentina, y para retomarla como si nada.

El público de casi todo el predio centró su atención en el show, y desde temprano se veían fans con logos y colores típicos del grupo. Más allá del despliegue escénico y sonoro de Years & Years, en el Alternative Stage, y el final a toda electrónica con Steve Aoki, que usó una camiseta de Cristian Pavón, quien no sólo volvió a la titularidad sino también al gol, en la victoria de Boca sobre Banfield, se puede asegurar que los Twenty One se llevaron todos los premios de la primera jornada.

visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario