El hogar San Roque, creado e ideado por Gabriela Baduzzi, está pasando momentos difíciles. Al abandono de perros que no cesa, se suma el descontento que algunos vecinos tienen por el predio que ocupa en Alto Comedero y que según dijo la responsable del hogar, le generó amenazas de muerte.

En las últimas horas publicó una carta donde asegura que “ya no puedo vivir con este temor. Hoy por fin me animé e hice la denuncia. Ya estoy cansada de vivir con miedo, no quiero salir ni a la puerta por temor a que me hagan daño”.

Te puede interesar: Entregaron más de 200 kilos de alimentos para el Hogar San Roque

“Esto es de nunca acabar, porque donde vaya habrá problemas”, dijo Baduzzi y aseguró que ella no buscó esa situación. “Cuando me instalé aquí no había nadie, vine con 86 perros y hoy hay más. Son animalitos que no salen en adopción, son ciegos, epilépticos y viejos, más de la mitad están así”.

Subrayó que no es acumuladora de animales y que quiere darlos en adopción, pero que si bien eso se logra, el número no baja por la cantidad que a diario le llegan al hogar. Algunos vecinos se quejan del ruido, la suciedad y el olor que despide el predio, argumentos que Baduzzi rechazó al considerarlos irreales.

“Me molesta la confrontación, la pelea, que venga el centro vecinal y hablemos”, y agregó que todavía no tiene el terreno delimitado y pidió ayuda para construir una pared en el fondo del lugar sobre la colectora de la ruta. ¿Por qué enfrentarnos, por qué tengo que recibir amenazas de muerte de un problema que genera la sociedad”, se preguntó.

Te puede interesar: Intentaron incendiar el Hogar San Roque pero afortunadamente no afectó a ningún perro

“Si no tengo un lugar adecuado, me tengo que quedar ahí”, puntualizó y pidió terminar con el abandono de perros. “Hay que empezar en las escuelas a concientizar, con talleres de educación”, y dijo que una campaña de castración masiva sería una solución al problema de la superpoblación de animales abandonados y callejeros.

Hoy tiene más de 400 animales a su cargo y el número amenaza con crecer. “Yo no doy más, no por los animales, por la gente. Esto no da para más”, finalizó Gabriela Baduzzi, y reiteró que tiene terror de salir a la calle por las amenazas de muerte que recibió.

visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario