Roma. . 

Benedicto XVI: el Obispo de Jujuy lamentó su fallecimiento

El Obispo de Jujuy, Monseñor César Daniel Fernández, escribió una nota desde Roma en donde lamenta la muerte de Benedicto XVI.

Por  María Florencia Etchart

Tras conocerse la noticia sobre el fallecimiento de Benedicto XVI, el Obispo de Jujuy, Monseñor César Daniel Fernández escribió una nota al respecto desde Roma en donde se encuentra cumpliendo funciones como Presidente de la Comisión Episcopal de Ministerios de la Conferencia Episcopal Argentina.

Nota del Obispo de Jujuy por el fallecimiento de Benedicto XVI

Nota del Obispo de Jujuy por la muerte de Benedicto XVI
Nota del Obispo de Jujuy por la muerte de Benedicto XVI

Nota del Obispo de Jujuy por la muerte de Benedicto XVI

Según confirmaron fuentes allegadas al Obispado de Jujuy a nuestro medio, César Daniel Fernández participará del funeral del Papa Benedicto XVI.

El Vaticano anunció también que el cuerpo del pontífice emérito será expuesto a partir del lunes en la basílica de San Pedro para ser venerado por los creyentes.

La salud del teólogo alemán Joseph Ratzinger se había deteriorado en los últimos días, aunque el Vaticano indicó el viernes que se estaba en condición “estable” y que había participado el jueves en la misa en su habitación del monasterio vaticano.

El funeral del papa número 265 de la historia deberá ser celebrado por su sucesor Francisco, un evento sin precedentes en los dos mil años de historia de la Iglesia Católica.

Se espera la asistencia de decenas de miles de personas, entre ellos jefes de Estado y líderes de otras religiones.

En cuanto a su funeral, el Vaticano confirmó que será el 5 de enero.

La Segunda Guerra Mundial, el capítulo más cuestionado en la vida de Benedicto XVI

Sin embargo, el estallido de la Segunda Guerra Mundial lo llevó a la guerra con solo 16 años como ayudante de las baterías antiaéreas. Su participación en el conflicto en el ejército alemán durante el nazismo fue el detonante de fuertes cuestionamientos y denuncias cuando asumió el Pontificado.

Sus detractores lo acusaron de haber integrado la organización juvenil Hitlerjugend desde 1936. Pero por la Ley de la Juventud Alemana la afiliación a este grupo era obligatoria hasta los dieciocho años.

Tras el fin de la guerra fue hecho prisionero. Luego, con 18 años, volvió al seminario y estudió Teología en las universidades de Freising y Múnich.

Seis años después, el 29 de junio de 1951 fue ordenado sacerdote junto a su hermano Georg en la catedral de Freising. Su primera misa la celebró en la parroquia de San Oswaldo en Traunstein el 30 de julio de ese año.

Un año después asumió el cargo de profesor en el seminario.

Copyright © TodoJujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.
Comentarios: