La situación en las yungas jujeñas sigue siendo crítica. Los incendios forestales llevan casi un mes y las localidades de Yuto y Caimancito están muy afectadas. En este último lugar, son 60 personas las alojadas en una escuela mientras luchan contra la crueldad del fuego. Y necesitan ayuda.

En ese contexto, el intendente de Caimancito, Daniel Gurrieri, señala en diálogo con Canal 4 que cualquier tipo de colaboración que la gente pueda aportar sirve: agua, frutas y todo tipo de mercardería.

"Tenemos a 60 personas hospedadas en una escuelita que iba a ser nuevo hospital de campaña, pero afortunadamente no tuvimos que utilizarlo. Así que lo pusimos a disposición de los bomberos. También tenemos gente del ejército hace la parte operativa de logística con la comida", dice el intendente.

Con respecto a los incendios, comenta que están "esperando que lleguen las lluvias porque el fuego no para. Teníamos pronóstico de lluvias pero fueron muy leves".

En ese sentido, destaca que la situación en la ruta 34 entre Bananal y Caimancito ya está controlada y que la problemática es "hacia el cerro porque es una parte inaccesible". "Hay tres topadoras y aviones hidrantes trabajando con los brigadistas de incendios forestales en la parte alta del parque donde no se puede ingresar con vehículos. El viento no para", indica.

Gurrieri termina con un pedido desesperado: "Le pedimos a la gente que tome consciencia del peligro en que ponen a la población, a la localidad de Yuto y Caimancito y a la naturaleza, a la flora y la fauna. Están haciendo mucho daño".

El daño de los incendios forestales en las Yungas

Copyright  Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario