“Jaime nunca dejó de ser músico”, así comenzó la charla exclusiva que tuvimos con el músico Tukuta Gordillo, en referencia a su amigo y prócer de la cultura musical del norte argentino. “Aún en lo íntimo, en los hoteles del mundo, en las camas dobles que él pedía siempre tenía el charanguito al lado. Se despertaba y tocaba medio durmiendo, un poco recostado”, continuó.

Entre orgullo y emoción, Gordillo empezó a describir a Jaime Torres y su modo de vivir: “La música fue una base fundamental de su vida y seguirá siendo por mucho tiempo, porque nos lo transmitió a todos, el respeto, la humildad de la música de un pueblo y de una región. Él fue baluarte de una forma de hacer música fuera de lo comercial, Jaime nunca vendió la imagen de Humahuaca a través de la música”.

Al mismo tiempo, Tukuta se mostró un poco molesto porque no se valora del todo el trabajo realizado por Jaime. “El estado no quiso tomar esa posta de que un pueblo puede ir adelante con un entendimiento en lo comercial y cultural, pero desde la música. De esa forma se tendría que identificar a Jujuy con un charango o con un sikus”, agregó.

jaime_torres_crop1545671902771.jpg_1710391874.jpg

“Cuando se habla de Patrimonio de la Humanidad nadie nombra a la música, que fue uno de los motores de este reconocimiento. Jaime fue fundamental con su esfuerzo para hablar con la gente de la zona, con los referentes para impulsar el crecimiento cultural”, continuó el músico.

Sin dudas fue una persona muy especial, sólo los más cercanos lo conocen profundamente: “Nadie lo entendió, porque si lo hubieran entendido hoy la Quebrada de Humahuaca tendría una de las más importantes escuelas de música de América. Uno de los más importantes conservatorios de música del mundo”, señaló Gordillo, lamentando la falta de reconocimiento para con Torres.

“Jaime nunca dejó de ser músico”

Y esto también destapa un cambio generacional que aparentemente –y lentamente- se está dando en la cultura musical jujeña: “Se ha empezado a talar el árbol de la identidad, y en ese árbol voy a caer yo, Fortunato, Jaime Torres y otros más. Los changos son los que tienen que rescatar esa historia concebida para que esto no caiga y para que se destaque lo que realmente nos identifica”.

Tukuta Gordillo fue uno de las últimas que lo vieron y pudieron despedirlo. De regreso de un viaje, el músico se acercó a visitarlo: “Yo lo fui a ver el día anterior, le llevé el sikuris, le toqué en el oído las melodías que a él le gustaban. Y al otro día a la misma hora murió”.

Finalmente, con respecto a los cientos de mensajes que surgieron de los jujeños en las redes sociales, Gordillo explicó: “Yo todavía no escribí nada sobre él, pero lo voy a hacer. Yo fui testigo de que el auditorio Patricio Lumumba de Moscú se puso de pie cuando él tocó un sólo de charango interpretando una canción de Pastore. Cuando pase todo, yo voy a contar esa historia”.

visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario

Encuesta

En vacaciones de invierno

Viajo al exterior
Viajo por el país
No viajo, pero descanso en casa
No viajo, ni descanso
ver resultados