Santa Catalina. 

Cómo es la educación en cuarentena a más de 3.700 metros de altura

Ya son más de 3 meses sin clases presenciales y la educación no es igual. Te contamos cómo viven los chicos de Santa Catalina en tiempos de pandemia.

Por  Ramiro Menacho

Sin dudas la pandemia de coronavirus dejó al descubierto las virtudes y falencias de cada una de las actividades del país. En el ámbito de la educación, ya son más de 100 días sin clases presenciales y todavía no hay una fecha para el regreso.

Si bien se habla mucho de las clases virtuales y otros métodos que se implementaron para que los estudiantes no pierdan al año, la provincia de Jujuy cuenta con una diversidad geográfica que no permite que todos tengan el mismo acceso a oportunidades en cada una de las localidades.

Tal es el caso de Santa Catalina, una pequeña localidad ubicada en el extremo norte del país a más de 3.770 metros de altura sobre el nivel del mar, donde la conectividad no es la misma que en otros puntos.

Por este motivo, docentes, padres y alumnos de la Escuela N° 18 “General Rondeau” tuvieron que adecuarse para poder brindar clases a los chicos y crear un profundo vínculo que permita seguir estando presente a pesar de la distancia.

Santa Catalina: educación a más de 3700 m. s. n. m.

“En Santa Catalina tenemos una fibra óptica y un punto digital en la plaza, por lo que creamos un grupo de WhatsApp con los tutores para ir mandando actividades”, explicó Ely Funes, directora del establecimiento, quien además destacó que son los adultos quienes se acercan al centro del pueblo para poder descargar el material y enseñarles a los chicos.

Es que al tratarse de una localidad muy cercana a la frontera, existe un estricto control para que la gente respete la cuarentena con el objetivo de evitar contagios de coronavirus teniendo en cuenta la situación de Bolivia.

Al tratarse de una escuela albergue, el establecimiento todo el año cuenta con una articulación entre las distintas materias creando distintos talleres que resultan muy útiles para la vida de cada uno de los estudiantes, por lo que decidieron seguir trabajando de esta manera para que los chicos se involucren en las actividades, aprendan y estén entretenidos.

El mensaje de una nena para el 9 de julio

“Orientamos más a las capacidades que a los contenidos, generalmente hay un solo celular por familia por lo que nos vamos adecuando a las condiciones con las que contamos”, indicó la máxima autoridad de la escuela que cuenta con 53 estudiantes.

Además, la directora sostuvo que es muy importante la recepción y el compromiso que obtuvieron por parte de los padres a la hora de empezar esta cuarentena, lo que facilita el trabajo de seguir educando a pesar de la distancia.

“Queremos volver porque los chicos necesitan la contención de la escuela, ellos pasan toda la semana en el albergue y es muy importante la parte alimentaria, antes de cerrar repartimos toda la mercadería que teníamos pero no es lo mismo que una dieta balanceada en el establecimiento”, agregó Ely Funes.

Por último, destacó que por el momento no están dadas las condiciones para volver a clases en el establecimiento teniendo en cuenta los protocolos, ya que el edificio no cuenta con agua caliente en una zona muy fría y los techos están dañados tras un fuerte temporal de viento que tuvo lugar el año pasado.

El acto desde casa en Santa Catalina, Jujuy

Copyright © TodoJujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.
Comentarios: