Ayer se confirmó que un interno del penal del barrio Gorriti dio positivo para coronavirus, por lo que el Comité Operativo de Emergencia de Jujuy (COE) decidió instalar un hospital de campaña dentro del predio del Servicio Penitenciario N° 2.

El objetivo es llevar una mejor atención a los internados con máxima atención en igualdad de condiciones con las personas que se encuentran en libertad, como si estuviesen en cualquier hospital de la provincia.

Cabe destacar que el primer caso positivo dentro del Servicio Penitenciario fue en un trabajador del lugar, por lo que se hizo un trabajo de rastreo de contactos para evitar una rápida expansión del virus y varios de sus compañeros fueron aislados de manera preventiva.

Esto desató un fuerte motín en dos pabellones del Servicio Penitenciario que puso en vilo a la provincia. Presos en los techos, colchones quemados, rotura de vidrios y disparos dominaron las redes sociales durante toda una tarde. Como resultado, dos internos terminaron perdiendo la vida.

"Sigue la investigación para saber qué pasó con los presos, está en manos de la Justicia porque tenemos que saber la verdad sobre las muertes", dijo el ministro de Seguridad, Ekel Meyer.

Copyright  Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario