Opinión.. 

Crianza: todo depende según cómo se mire

Un trabajo publicado en redes me hizo pensar sobre iguales situaciones que vivimos mamás y papás en la crianza, sin embargo su significado varia "según cómo se mire".

Por  Maria Eugenia Burgos

Se trata de “An illustrated guide to the double standards of parenti”, o en castellano “Una guía ilustrada de la doble moral de la crianza” donde su autora, Mary Catherine Starr, -madre, ilustradora e instructora de yoga- muestra en una pequeña colección de ilustraciones que diseñó, situaciones idénticas por las cuales pasamos mamás y papás a la hora de la crianza de nuestros hijos e hijas, sin embargo son vistas con diferentes enfoques, por lo que se tornan “buenas o malas” según como se miren.

Lamentablemente, desde esta cuenta de Instagram, se muestra el “relativismo” que vivimos a la hora de juzgar la labor de una madre y la de un padre.

Lo que Mary Catherine Starr relata, no solo lo ha vivido ella en primera persona; sino que me atrevo a decir, lo hemos vivido gran cantidad de madres y padres que compartimos tiempo con nuestros hijos en situaciones comunes de la vida diaria.

Crianza: según cómo se mire
Crianza: según cómo se mire Un papá que saca a pasear a su niño o niña en el coche y revisa su celular es un “papá presente” que está chequeando los mensajes de su trabajo. Sin embargo una mamá que saca a pasear a su hijo en el coche y revisa su celular es “desatenta” por no prestar atención en su niño o niña.

Crianza: según cómo se mire

Un papá que saca a pasear a su niño o niña en el coche y revisa su celular es un “papá presente” que está chequeando los mensajes de su trabajo.

Sin embargo una mamá que saca a pasear a su hijo en el coche y revisa su celular es “desatenta” por no prestar atención en su niño o niña.

Nuestra sociedad aplaude al padre por ocuparse de los deberes más básicos de crianza, pero no espera menos que la perfección cuando de las madres se trata, poniendo en tela de juicio nuestras decisiones, “muchas veces humillándonos”, subraya la ilustradora, que ejemplifica la afirmación con actitudes corrientes que, en ellos, son celebradas, y en ellas, son vistas con marcada desaprobación.

Se trata de simples ejemplos de la vida diaria, que según cómo se miren pueden mostrar una ternura total o una desatención e irresponsabilidad.

Crianza: según cómo se mire
Crianza: según cómo se mire Un padre que lleva su hijo o hija al parque es “amoroso y hasta buen padre” por realizar esa acción. Misma situación pero con una madre, suela pasar desapercibido, ya que es “normal y corriente”.

Crianza: según cómo se mire

Un padre que lleva su hijo o hija al parque es “amoroso y hasta buen padre” por realizar esa acción. Misma situación pero con una madre, suela pasar desapercibido, ya que es “normal y corriente”.

Estas simples demostraciones marcan que todavía nos queda mucho por transitar, por crecer, por asimilar para poder dejar de lado una cultura machista marcada por estándares culturales y delimitación de actividades y roles.

Un papá que compra comida chatarra para la cena es, según esta serie de dibujos, “el papá divertido”; mientras a la mamá -por no haberse encargado de preparar un plato- se la tacha de “vaga, haragana”.

Crianza: según cómo se mire
Crianza: según cómo se mire Comer comida rápida, es un padre es visto como “algo divertido”, en una madre es visto como “una flojera” que no preparó la comida en casa.

Crianza: según cómo se mire

Comer comida rápida, es un padre es visto como “algo divertido”, en una madre es visto como “una flojera” que no preparó la comida en casa.

Llevar a los chicos al pediatra, o al colegio; o ayudarlos en las tareas resulta ser actividades exclusivas para las madres; como algo en nuestro ADN, sin embargo cuando lo realiza un papá es para elogiar, admirar y remarcar.

Y la pregunta sigue siendo la misma… ¿Por qué?

¿Será que la vara está tan baja para ellos y tan alta para nosotras que es lisa y llanamente agotador ser madre en estos tiempos?

Hoy las madres no solo somos madres, somos antes que nada mujeres, trabajadoras, profesionales muchas, estudiantes otras; y un gran numero son cabeza de hogar sin olvidar a las madres solteras.

Sin embargo todo es relativo según cómo se mire.

Crianza
La imagen de un padre que va al supermercado acompañado de su hijo siempre causa ternura, es un “papá colaborador”. Sin embargo la mamá que va al súper con los chicos, es “común”, parte de su rutina.

La imagen de un padre que va al supermercado acompañado de su hijo siempre causa ternura, es un “papá colaborador”.

Sin embargo la mamá que va al súper con los chicos, es “común”, parte de su rutina.

Copyright © TodoJujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.
En esta nota:
Comentarios: