Para tener en cuenta. . 

El calor y las plantas: ¿cómo cuidarlas?

Hay muchos mitos sobre lo que se debe hacer y no a la hora de regar las plantas. Las temperaturas extremas se convierten en un factor determinante.

Estamos en pleno verano y atravesando por una ola de calor en donde las temperaturas máximas superan los 35ºC. Las plantas necesitan absorber agua para no secarse y de esa manera pasar bien esta estación tan particular.

Para conocer más detalles y sobre cómo cuidarlas, dialogamos con la ingeniera agrónoma, Candela Plomer quien explicó en primera medida que hay dos cuestiones a tener en cuenta: por una parte la especie vegetal y por la otra a lo que está acostumbrada esa planta.

Uno tiene que pensar que las plantas tienen un mecanismo para apaciguar ese calor, ellas transpiran. Cuando hace mucho calor las plantas necesitan mucha agua para poder transpirar”, explicó Candela.

Dijo que hay otras plantas que por ejemplo tienen una especie de cera encima que funciona como un protector solar. “No necesitaría mucha ayuda pero por lo general no son las que solemos tener en el jardín”, indicó la especialista.

El calor y las plantas: ¿cómo cuidarlas?

Riego: mitos y verdades

La ingeniera agrónoma explicó que el tema del riego vale para toda época del año. “El agua se evapora muy rápido, por ende la planta no la puede tomar en su totalidad. Por ello se recomienda regarlas en los horarios más frescos así la planta puede tomar y absorber la mayor cantidad de líquido posible”.

Candela explicó que lo ideal es mojar el suelo y nos las hojas, es decir que el agua caiga directamente ahí. “Uno cuando riega por lo general si le pega a las hojas. Lo importante es cuánta agua llega al suelo para que sea absorbida por las raíces”.

Macetas: ¿hay que moverlas de lugar?

Hay que recordar que las plantas no se mueven por ende no hay que movilizarlas. Mientras la planta esté bien hidratada, puede sobrevivir al calor. Es por ello que resulta fundamental regar en horarios frescos para que ella absorba la mayor parte de agua posible”, explicó Candela.

Dijo que otra buena estrategia es poner el “sapito” fijo durante 5 minutos en el jardín, después moverlo a otro sector por el mismo período y así sucesivamente para que el suelo se riegue de forma pareja.

La tierra por capilaridad absorbe esa agua, se lleva y la deja disponible para las raíces de la planta. Todas las macetas con platito en la medida de lo posible. Hay que tener en cuenta también que si regamos muy seguido se pueden pudrir las raíces”, cerró la ingeniera.

Copyright © TodoJujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.
En esta nota:
Comentarios: