Opinión.. 

El grooming no deja de crecer en Argentina

"Lleguemos antes que estos agresores sexuales a la vida digital de los chicos", dijo la Presidenta del Colegio Profesional de Psicopedagogos de Jujuy.

Por  Lic. Romina Tarifa

Argentina es el segundo país con las casos de ciberacoso infantil de América Latina y donde el 86,7% de los casos se corresponden con el delito del acoso sexual en internet llamado “grooming” y Material de Abuso Sexual Infantil (M.A.S.I), según datos que comunico el Centro Internacional para la Promoción de los Derechos Humanos (CIPDH) de la UNESCO.

Estos datos dejan en evidencia que el grooming es una problemática que acecha el bienestar de los niños, niñas y adolescentes en nuestro país, que están siendo víctimas de estos agresores sexuales que no les permiten poder acceder y convivir en la era de internet sin violencias y aprovechando todo lo productivo que tiene la conectividad para aprender, jugar, comunicarse y acceder a la información.

¿Qué es el grooming?. El Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de Nación define al grooming como la acción deliberada de un adulto, varón o mujer, de acosar sexualmente a una niña, niño o adolescente a través de un medio digital que permita la interacción entre dos o más personas, como por ejemplo redes sociales, correo electrónico, mensajes de texto, sitios de chat o juegos en línea. A partir del 2013, el grooming es un delito penado por la ley, delito que funciona como la antesala a otros delitos como obtener material de abuso o explotación sexual contra las infancias, generar encuentros personales con las niñas, niños o adolescentes con intenciones de cometer un abuso sexual físico, comercialización en redes de explotación sexual contra las infancias y adolescencias.

Esta forma de acoso y abuso sexual en internet impacta en el desarrollo de los chicos afectando su integridad sexual, su desempeño escolar y su bienestar integral. Los adultos que ciberacosan pueden ser cercanos y conocidos de sus víctimas y no solo un extraño desconocido como generalmente creemos. Puede estar en la misma escuela y barrio o puede estar en otra provincia o país.

En este 2021, en Salta, se viralizo un caso de grooming donde el agresor sexual es un adulto que aprovechando la cercanía que tenia con los estudiantes adolescentes en su condición de docente de secundaria acoso sexualmente a una adolescente. Sin la necesidad de crear una identidad digital falsa, utilizo su identidad digital original, acosando sexualmente a través de WhatsApp a una de sus estudiantes, una adolescente, de 15 años de edad. En sus mensajes le decía a la adolescente que por el calor estaba casi desnudo! Le pregunto ¿Lo pensaste? Lo de ser amigos con derechos", ¡nos veamos a escondidas, te voy a subir las notas!. Sus mensajes reflejan una intencionalidad sexual contundente.

La adolescente busco ayuda y denunció este acoso sexual en la escuela, y la respuesta de una autoridad directiva fue "No lo habrás provocado vos ¿no?", se continúo revictimizando a la víctima. La forma de vestir ni absolutamente nada justifica la responsabilidad de los adultos de violentar y agredir la integridad sexual de los niños, niñas y adolescentes. Las creencias y comportamiento de la docente es un reflejo de la necesidad que existe de capacitación sobre la cultura digital en articulación con la Educación Sexual Integral (ESI) con perspectiva de género. Es por ello que garantizar la aplicación de la ESI con calidad y de forma permanente en las escuelas tanto para los docentes como para los chicos, sin dudas, es urgente.

Hablar sobre el acoso sexual en internet nos permite visibilizar y reconocer que esta sucediendo. A nivel nacional a partir de la sanción de la Ley N° 27458 se instituye que el día 13 de noviembre de cada año como el “Día Nacional de la Lucha contra el Grooming”, a fin de concientizar para prevenir. En 2020, se logro avanzar y se sanciono la Ley Nº 27.590 “Mica Ortega”, que crea el Programa Nacional de Prevención y Concientización del Grooming o ciberacoso contra niñas, niños y adolescentes. Surge después del caso de grooming del que fue víctima, Micaela Ortega, la niña asesinada en 2016, cuando tenía 12 años. Fue contactada, manipulada y asesinada por un hombre que la contactó por facebook haciéndose pasar por otra niña, utilizando la estrategia de la amistad la incitó a irse de su casa. Este caso fue el primer caso reconocido como “grooming” seguido de asesinato, que en realidad, podríamos decir un caso de grooming seguido de femicidio.

En esta ley oportunamente se destaca la necesidad de promover la capacitación a la comunidad educativa en el nivel inicial, primario y secundario de gestión pública y privada a los fines de concientizar sobre la problemática del ciberacoso. El caso de grooming que sucedió en la escuela de Salta es un ejemplo de cómo las autoridades educativas nos estaban capacitadas para identificar y accionar frente al delito del acoso sexual en internet contra los chicos.

En el mundo de las redes sociales existe una cultura digital, en la que algunas veces, creamos una cultura del abuso sexual que avala los casos de ciberacoso sexual contra los chicos. En esta era de la extimidad que vivimos la imagen la reina a la hora de comunicar, de esta forma, atravesamos la perdida de nuestra vida intima más privada, exponemos nuestra vida íntima de forma pública como parte de un espectáculo, ya sea de forma consciente o bien sin pensarlo mucho. ¡Me muestro o no existo!.

El fenómeno de la hipersexualización infantil esta presente en las redes y del cual se habla poco, se presenta como la exaltación de la sexualidad de los niños, niñas y adolescentes, siendo las principales víctimas las niñas y adolescentes. La sexualización de las expresiones, posturas o códigos de la vestimenta considerados como demasiados precoces, se trata a cada niño/a como un objeto de exhibición, tempranamente invitándolos a adoptar roles y comportamientos sexualmente estereotipados que además no corresponden a su edad.

Se usa la sexualización infantil como estrategia para vender mejor ciertos productos como ropa, calzados, comidas, juegos, juguetes y viajes. ¿Quién regula esta utilización de los chicos con fines comerciales, se regula?. La hipersexualización se potencia aún más cuando se traslada a la cultura digital porque se llega a exponer la crianza en las redes trasladando la vida privada de los chicos a la esfera pública, sin fines comerciales. A su vez, los chicos conectados conviven con publicidades y contenidos que transmiten mensajes sobre la sobrevalorización de la imagen corporal “sexualizado” como un bien preciado y necesario para ser feliz, lo cual influye en sus identidades. ¿Cuántas veces somos testigos de ver niñas con ropa sexualizada de adultas y bailando temas musicales con contenidos violentos contra ellas mismas?.

Algunos padres “sin intención de hacerlo” son los que producen imágenes que hipersexualizan a los chicos y las difunden sin ser conscientes de lo que generan, difunden imágenes sexuales con desnudez. Al respecto INCIBE (2021) reconoce que un tipo de Material de Abuso Sexual Infantil (M.A.S.I.) son los “contenidos cotidianos situados en un contexto sexualizado”, el cual incluye imágenes o vídeos en contextos cotidianos, tomados sin intencionalidad sexual, y que no tienen una connotación sexual explícita como por ejemplo cuando están en la pileta de vacaciones. Son generados o bien por el propio niño/a o por otras personas de su entorno, publicados o almacenados en un medio digital. Sus protagonistas se convierten en víctimas de abuso y explotación sexual a través de internet en el momento en que estos contenidos se sitúan en un contexto sexualizado.

La hipersexualización infantil es una problemática vigente y una forma de violencia contra las infancias y adolescencias que como lo expreso UNICEF (2020) contribuye y fomenta, por un lado, la entrada para la normalización del abuso sexual contra los chicos, la entrada para el matrimonio infantil aún vigente en varios países del mundo y la entrada para la explotación sexual. Frente a esto como padres y adultos ¿Estamos cuidando y respetando la vida privada de los chicos en el mundo de las redes?. El grooming no surge de forma aislada, es parte de está cultura del abuso sexual contra las infancias y adolescencias que naturaliza sexualizar de forma adulta a los chicos.

Con la prevención podemos y debemos llegar antes que estos agresores sexuales a la vida digital de los chicos donde conviven y crecen, con la convicción de que los chicos tienen derecho a acceder a internet aprovechando todo su potencial para mejorar su calidad de vida. Brindémosle herramientas para ser ciudadanos digitales conscientes, críticos y responsables promoviendo su independencia en internet.

Romina Tarifa
Lic. en Psicopedagogía

Presidenta del Colegio Profesional de Psicopedagogos de Jujuy

Copyright © TodoJujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.
En esta nota:
Comentarios: