Resiliencia.. 

Esclerosis múltiple: la historia de Pablo Martínez

En el 2020 le diagnosticaron esclerosis múltiple y desde ese momento su vida cambió, "pese a todo, la vida es bella, aprendí a valorar cada instante", dijo.

Por  Federico Franco

Pablo Martínez es de Palpalá, tiene 34 años y desde hace 2 que convive con la esclerosis múltiple, una enfermedad degenerativa que le afecta su motricidad. Con el tiempo aprendió a afrontar esa situación con optimismo y un ímpetu de lucha indomable.

En 2019 se le presentaron los primeros síntomas motores pero un antes ya había empezado con fatiga, problemas urológicos y mareos.

Ante ese panorama se preocupó y buscó especialistas para que le digan lo que tenía. Durante casi un año pasó por varios médicos que le daban diagnósticos errados hasta que al fin le dijeron cuál era la enfermedad.

“Fue un mar de sensaciones encontradas. Por un lado, la satisfacción de haber encontrado eso que me estaba dañando y por otro lado incertidumbre y miedo a lo desconocido. Este año que pasé con el diagnóstico me pareció eterno y físicamente decaí bastante”, comentó en diálogo con Todo Jujuy.

También relató que su brazo izquierdo está muy débil, con poca movilidad. Su pierna izquierda “sigue con delay, siempre un paso atrás que la derecha”, dijo.

278571691_10158743086653663_3262842387454634401_n (2).jpg
Pablo Martínez es de Palpalá y con mucha fe, lucha contra la esclerosis múltiple.

Pablo Martínez es de Palpalá y con mucha fe, lucha contra la esclerosis múltiple.

Ganas de superarse

La esclerosis múltiple lo hizo replantearse muchas cosas, “me enseñó a parar la pelota y mirar la vida de otro modo, a cambiar los paradigmas y de a poco ser mejor persona. También me hizo bajar cinco cambios y aprender a valorar cada instante de la vida, lo que antes no registraba por vivir acelerado”.

“Anímicamente estoy mejor que nunca. La discapacidad no me define, pero sí me condiciona. Así que en un año tuve que aprender a convivir con un nuevo cuerpo que por momentos siento que no es el mío, pero de a poco lo empiezo a querer”, expresó.

Para finalizar dijo que su objetivo es aprender a ser feliz con esta enfermedad, “porque la vida es una sola y lo único que le voy a dejar a mis hijos son mis ganas de luchar y salir adelante día a día. La vida no solo es difícil para mí, cada uno lleva su cruz y vive sus problemas a su manera. A pesar de todo ello, la vida es bella".

Copyright © TodoJujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.
Comentarios: