Ayer se confirmó un nuevo caso de coronavirus en la provincia de Jujuy. Un camionero que llegó de Buenos Aires, dio negativo en el test rápido y no respetó la cuarentena en su domicilio. Por este motivo, Fraile Pintado y Calilegua (localidad que visitó) volvieron a la fase 1 de la cuarentena y no puede haber actividad por 7 días,

Al respecto, el intendente de Fraile Pintado, Iván Poncio, subrayó que hay un gran acompañamiento de la gente. “Se generó temor en un principio pero la gente se empezó a tranquilizar y todos se pusieron a disposición para cualquier eventualidad que tengamos, hoy estamos trabajando en conjunto”, dijo a Todo Jujuy.

Además, indicó que hay un gran acatamiento y acompañamiento de la gente, lo cual “facilita mucho el trabajo”. “Las calles están prácticamente vacías, algunos comerciantes que son servicios esenciales decidieron cerrar para evitar la conglomeración de gente en una situación muy delicada”, agregó.

Por otro lado, destacó que el árbol de contactos se armó muy rápido porque la gente se fue presentando y se los trasladó al hospital de campaña montado en Ciudad Cultural. “Anoche ya teníamos el primero y segundo anillo armado”, indicó el intendente de Fraile Pintado.

Por último, teniendo en cuenta que la principal actividad es el tomate, explicó que se está trabajando en un protocolo para que se pueda seguir trabajando en la cosecha que está en su periodo de máxima producción.

Copyright  Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario