El martes 15 de agosto, cerca de las 6 de la mañana, una gendarme esperaba el colectivo en la calle Fraile Pintado de Alto Comedero cuando un hombre se acercó para robarle y empezó a forcejear con ella.

En ese momento el hombre empezó a manosearla y agarró del pelo para arrastrarla a un descampado que está a metros del lugar. Allí le rompió la ropa con intención de violarla.

Según el relato, entre los gritos y el forcejeo de la mujer, el delincuente decidió desistir y escapar del lugar.

La gendarme pudo volver rápidamente a su domicilio para reunirse con su familia y explicarle lo sucedido. Posteriormente realizó la denuncia y los efectivos realizaron un recorrido sin éxito por la zona.

La mujer fue trasladada al hospital y quedó internada con pronóstico reservado.

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario