En el marco del Día Mundial del Medio Ambiente, y desde ya hace algunos años, en Jujuy trabaja incansablemente la Fundación Tinku, un proyecto de base ecológica. Su nombre en quechua significa "encuentro" y fue elegido porque sus miembros consideran que se trata de un encuentro de voluntades reunidas para generar una mejor calidad de vida para los jujeños.

Tinku es un proyecto de base ecológica, específicamente, de reciclado y recuperación, que buscar mejorar el tratamiento de los residuos inorgánicos. Además, es una iniciativa con perfil social, que dicha tarea se realiza a pulmón y con mucho esfuerzo.

La planta está dividida en tres sectores. Todo inicia con la separación de residuos, que se recogen desde la cooperativa o acercan los grandes generadores. Parte de ese material se divide en dos áreas: una de reutilización del vidrio y otra donde se mezclan dos tipos de plásticos en un sistema para formar un aglomerado plástico.

Esta cooperativa se formó en el 2009 y, según lo que sus fundadores contaron, en un principio fue difícil porque la gente no acostumbraba a separar la basura en origen. Pero con el correr del tiempo, muchos confían en la fundación y por ello hacen retiro a domicilio cada 15 días o por semana, según el acopio que haga la familia en la casa. Con el correr de los años la cooperativa fue creciendo. Actualmente cuenta con la colaboración de más de 30 trabajadores.

visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario