Hoy en la Ciudad Cultural a partir de las 14 se realizará el segundo “Encuentro Mundial de Caporales 100% Bolivianos” que se organiza en simultaneo en más de 50 países y en el cual nuestra provincia se acopla con la participación de las de 15 agrupaciones.

“Esta danza nació en La Paz, en 1969, impulsada por los hermanos Estrada Pacheco”, dijo Luis Puca, uno de los organizadores, y explicó que la danza se trata de sayas que se bailan precisamente en el país boliviano.

Las agrupaciones de caporales tienen más de 200 integrantes cada una y bailarán en el evento hasta las 16 en el predio de Alto Padilla. “El objetivo es concientizar al mundo que la danza es 100% boliviana, ya que otros países quisieron apropiársela, como Perú, con eventos similares pero no tan masivos y eso lleva a la duda de la gente”, indicó Puca.

El encuentro forma parte de la iniciativa impulsada por la Organización Boliviana de Defensa y Difusión del Folklore (Obdefo) y tiene como propósito lograr el récord Guinnes de mayor cantidad de caporales en el mundo. “Es para reafirmar y mostrar a la sociedad que la danza es auténtica y cien por cien boliviana”, dijo el Cónsul de Bolivia en Jujuy, Nelzon Guarachi Mamani.

Los caporales eran capataces que cumplían la función de pegarle a los aborígenes. En la danza utilizan un cascabel cuyo ruido representa a las cadenas. “Esperamos batir un nuevo record mundial, por eso el encuentro que se hará en 58 ciudades alrededor del mundo como Japón, Moscú, Estados Unidos, Brasil, Bolivia y España”, resaltó Puca.

En 2011, la danza de caporales fue declarada Patrimonio Cultural e Inmaterial del Estado Plurinacional de Bolivia. La susceptibilidad se suscitó cuando en julio del año pasado, el presidente de Bolivia, Evo Morales, acusó en su cuenta de Twitter a Perú de querer apropiarse de la danza de los caporales.

visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario