Historias.. 

"La droga mata día a día", el crudo relato de una mamá

Una madre de un adolescente de 17 años que se encuentra en situación de adicción a la droga, contó lo que significa vivir ese calvario en primera persona.

Su hijo tiene 17 años, a los 14 entró al mundo de la droga y con el correr del tiempo su situación fue empeorando a tal punto de que robaba de su propia casa hasta la mercadería para poder venderla y comprar esas sustancias. Su madre desde el primer momento lo acompañó y no bajará los brazos hasta que se recupere.

En el 2018 empezó el sufrimiento, su madre Gabriela Salas buscó ayuda al notar algunos cambios, primero en el colegio y luego en sus actitudes, "los médicos que lo vieron nunca me dieron una respuesta favorable, me dijeron que era un problema de rebeldía. Yo no me daba cuenta que se drogaba, pero lo presentía", comentó en diálogo con Canal 4.

En el 2021 recién se enteró de esa triste realidad, "iba a casa a dormir durante el día y se iba en la noche. Además se robaba todo, antes de irse siempre lo revisaba como un policía para ver que tenía y hasta la mercadería de la casa se llevaba", añadió.

Una impotencia enorme

9bd0dc0b-ee74-4c79-aae0-d3d2332b70c7.jpg
Gabriela Salas busca rescatar a su hijo de la droga.

Gabriela Salas busca rescatar a su hijo de la droga.

Gabriela también contó que abandonó el colegio, "le pedía siempre por favor que deje las drogas, le pedí perdón por no ser la madre que él quiso. Todos sufrimos, se enferma el adicto y nosotros como familia. Era una decepción e impotencia enorme".

En ese sentido indicó que "iba todos los días al Ministerio de Salud para pedir ayuda y en los lugares que iba no encontraba respuestas hasta que conocí a la asociación Unidos por la Salud. Yo no sabía que hacer, uno cuando no está en esta problemática cree que no le va a pasar nunca, pero cuando te toca la puerta sentimos lo que es el día a día de un chico adicto".

Finalmente logró que su hijo se interne en un centro de rehabilitación durante 30 días, "fue muy doloroso verlo todo dopado, eso es parte del tratamiento. Para llegar a eso tuve que ver a mi hijo que se estaba muriendo en la calle, porque eso hace la droga. La droga mata día a día, mi hijo no comía. Solo se desesperaba y con él estuvimos encerrados un mes entero pero no se podía, quería salir, quería drogarse, golpeaba las puertas y ventanas".

Por último contó que con el grupo de madres de la asociación Unidos por la Salud se contienen y se siente más fuerte para tomar decisiones y llevar mejor la situación, "tengo la esperanza de que mejore", finalizó.

"Vi cómo moría mi hijo por la droga": el crudo relato de una jujeña

Copyright © TodoJujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.
Comentarios: