Muchos de los que asistieron a la iglesia Nuestra Señora de El Carmen, se mostraron sorprendidos pasado el mediodía de ayer, cuando observaron que la imagen de la Virgen María comenzaba a brotar un líquido que algunos señalan sería sangre.

Según dijeron algunos de los presentes, quienes dialogaron con un joven que dice ser esclavo de la virgen, tiene como significado rezar para que la fe no decaiga.

Consultado el Obispo César Fernández sobre este tema, manifestó que “La iglesia ante estos hechos es siempre muy precavida. Para estar ante un hecho sobrenatural hay que hacer un trabajo de prueba muy exigente. Los que interpretan esto como una señal de Dios, como tantas otras cosas que suceden en el mundo, será que Dios nos toca el corazón para tratar de cambiar y ser mejores".

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario